Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Desnutrición o solo delgados? Expertos nos cuentan qué les pasa a los osos asturianos

apertura osos asturiaseltiempohoy.es

Hace unos días, saltaban todas las alarmas tras la publicación de unas inquietantes imágenes de "varios osos pardos desnutridos" en Asturias, según denunciaba la Asociación Fapas. Explicaban que se debía a la sequía de verano, que les había impedido comer correctamente, y que su delgadez podría ser peligrosa para su vida. Aprovechando que estamos en el Día Mundial de los Animales, hemos hablado con expertos sobre esta grave situación. La Fundación Oso de Asturias nos han tranquilizado. Parece que el oso está a salvo, si bien es cierto que el calor de julio y agosto ha sido dura para esta especie. La buena noticia es que, aseguran, las lluvias de otoño traerán alimento para que puedan recuperarse y coger reservas para la hibernación.

Los osos asturianos están más delgados de lo habitual. Eso es un hecho, como denuncia la Asociación Fapas. Pero, ¿están pasando un hambre que les haga sufrir desnutrición y ponga en peligro su supervivvencia? Buscando la respuesta a esta pregunta clave hemos llegado a José Toñó, responsable de Fundación Oso de Asturias, a quien le parede "excesiva esta afirmación", nos ha dicho a El Tiempo Hoy. Eso sí, admite que la falta de lluvias en los montes asturianos es una realidad y que esa sequía se ha visto reflejado en los huesudos cuerpos de estos animales.
Sin embargo, la situación no se puede tildar de grave: "las condiciones climáticas han provocado un retraso en la producción típica veraniega e incluso una disminución de la misma, pero estos animales son capaces de encontrar otras maneras de alimentarse. No han comido tantos frutos carnosos, solo eso", explica Toñó.
Las fotos evidencian la extrema delgadez de los osos pardos
El otoño, el período de la 'hiperfacia'
Con la llegada del otoño parece que las alarmantes imágenes van a  quedar en una simple anécdota: "ahora llegan las avellanas y los frutos secos y se alimentarán de ellos, porque es una animal que come de lo que le da cada estación", cuenta Toñó.
Esta estación es la más importante para los osos pardos. Es la época en la que se 'sobrealimenta' para acumular toda la energía necesaria para la hibernación: "entra en período de 'hiperfacia', que significa que come más de la cuenta para almacenar grasas para el invierno", dice José Toñó.
Si todo va como siempre, en otoño lloverá y la producción será suficiente para alimentar esta especie, aunque "todo dependerá siempre de la orografía y de lo que llueva en el lugar donde esté el oso", culmina José Toñó.
La versión de Fapas
MDSPGL20161004_0001