Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Invasión playera! Una nube de mosquitos pica a decenas de bañistas en Málaga

Los bañistas de la playa de la Misericordia, en Málaga, se han llevado un buen susto este fin de semana. De repente, esta playa de más de un kilómetro de largo ha sido invadida por una nube densa de mosquitos que 'ha arrasado con todo'. Piernas y brazos magullados, ojos hinchados, espaldas acribilladas… ningún bañista de la zona ha quedado impune. Tampoco los chiringuitos que, según han declarado a diversos medios, se han visto obligados a cerrar mucho antes de lo previsto por la ausencia de bañistas.

Como no es la primera vez que pasa, los técnicos del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga ya han realizado las primeras inspecciones, centrando su principal objetivo en la depuradora del Guadalhorce. El resultado: pese a que otras veces ese ha sido el fruto del problema, en esta ocasión las larvas no estaban ahí.
"Debe tratarse de algún punto con agua donde, después de las inspecciones que se realizaron, hayan aparecido nuevas larvas", ha declarado a La Opinión de Málaga Luis Medina Montoya, director general del área de Medio Ambiente. En cuanto al tipo de mosquito, tampoco se ha podido determinar. "En principio, creemos que se trata del mosquito de las marismas, el mismo tipo que encontramos en casos anteriores", ha señalado el técnico en este diario. Sin embargo, son muchas las informaciones que durante los últimos meses han apuntado a que el mosquito tigre se ha instalado en toda la comunidad, por lo que tampoco está claro que sea el de las marismas. 
Durante los próximos días, varios técnicos de la Junta de Andalucía continuarán con las inspecciones, como en la desembocadura del río Guadalhorce.
No es la primera vez que una plaga de mosquitos invade las playas malagueñas. Las zonas más afectadas durante el verano han sido las situadas en el oeste de la ciudad, como las barriadas de Guadalmar, Sacaba y Parque Litoral, donde los vecinos han denunciado en una multitud de ocasiones el hecho de no poder salir a la calle, sobre todo a los lugares próximos a la playa, por la constante presencia de mosquitos.