Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La humedad y el calor originaron la plaga: todo sobre la polilla de Cristiano en París

vvveltiempohoy.es

Ya tiene decenas cuentas de Twitter y fue uno de los trending topics de la noche de la final de la Eurocopa. El insecto que se posó sobre el rostro de Cristiano Ronaldo nada más lesionarse se ha hecho famoso y nosotros queremos saber más. ¿De qué tipo es? ¿De verdad había una plaga en París? ¿Han influido las altas temperaturas? ¿Eran peligrosas para los jugadores? Hablamos con expertos y biólogos de diferentes universidades. 

Las cámaras de Telecinco ya daban cuenta antes de comenzar la final de los centenares de polillas que se posaban en las porterías y el césped del estadio de Saint-Denis, y que no tardarían en 'chocar' contra los jugadores franceses y portugueses. Eso fue antes de que el minuto más visto, el de la lesión de Cristiano Ronaldo, acabase por hacer hiper famosos a estos insectos. Pero, ¿qué tipo son? ¿Influyó el calor en su proliferación?
"Se llaman 'Autogratha gamma', una polilla muy habitual en esas latitudes. Si te fijas en las fotos, se ve que en las dos alas hay una manchita blanca con la letra gamma", nos explica a 'El tiempo hoy’ Ricardo Jiménez, biólogo y profesor de la Universidad de Valencia. "Lo que ha sucedido para que parezcan una plaga es que en París ha habido temperaturas bajas y lluvias y, de repente, ha subido la temperatura. Eso ha provocado que todas salgan a la vez en un periodo 24 horas, coincidiendo justo con la final de la Eurocopa", afirma.
vvvv
Eso sí, parece que Cristiano no tiene por qué preocuparse (al menos por otra cosa que no sea su rodilla). "No causan daño a personas, no son peligrosas y las orugas se alimentan de plantas de jardines, por eso fueron al césped del estadio", añade Jiménez.
No todos los expertos están de acuerdo sin embargo en el tipo de insecto. Juan Carlos Fontanillas, investigador de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, considera que son otra especie similar: "Yo no hablaría de polillas, que son las que pueden dañar al hombre comiéndose ropa o muebles, sino de mariposas nocturnas".  
Además de la fuente de comida que supuso el césped de Saint-Denis, se suma otro factor clave en la ecuación: la luz. El estadio se quedó encendido toda la noche anterior. "Son atraídas por la luz, como a los mosquitos, para ellas es una atracción que no pueden evitar. Hace unos cuatro años paso lo mismo en Madrid", explica Oscar Soriano, biólogo del Museo Nacional de Ciencias Naturales.
"Una característica de estos insectos es que machos y hembras coinciden en la luz y allí copulan, y luego hacen las puestas en las vegetaciones", añade Ricardo Jiménez.