Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué ha aparecido una enorme ballena repleta de basura en una playa de Filipinas?

Ballena FilipinasEl Tiempo Hoy

Imágenes que, por desagradables, crean conciencia. Esto es lo que provocó la presencia de una extraña figura animal en la costa de Naic, en Filipinas. Una enorme ballena rellena de basura apareció encallada en la playa de Seaside. Pero, para sorpresa de quienes se cruzaron con ella, venía con trampa. Se trata de un proyecto artístico promovido por Greenpeace para hacer ver el impacto que tienen los residuos plásticos en este tipo de especies. Porque, aunque esto sea una llamada de atención, estas situaciones no se alejan, ni mucho menos, de lo que sucede en la realidad.

La escultura, de 15,2 metros cuadrados y con más de 60 kg de basura en su interior, es obra del artista Biboy Royong. Su título es 'Death Whale'. Y la inspiración no le vino por casualidad.  La idea surgió cuando, en 2016, un cachalote apareció muerto en la isla de Samal tras haber ingerido infinidad de elementos tóxicos, entre los que se encontraban plásticos, cuerdas, alambres de acero, redes de pesca y tablas de madera. Y todo esto, por obra y (des)gracia del ser humano.
El objetivo de esta campaña de choque es lanzar un dardo directo a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático. Su falta de movilización ante el estado de sus océanos es chocante: Indonesia, Filipinas, Vietnam, Tailandia y Malasia son los países que más contaminan nuestros mares. Y de no frenar esta circunstancia, imágenes como esta acabarán siendo una rutina. Pero con animales de verdad.
Dead Whale
El hombre es el único responsable de esta situación. El mar de Filipinas contiene, según ha informado Greenpeace, 275 millones de toneladas de plástico. Y esta cifra aumenta por minutos. Para 2050, la asociación espera que la cantidad de residuos marinos supere a la de peces. Una previsión que solo nosotros podremos modificar.