Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos jóvenes bailan con un delfín muerto y después lo arrojan sin piedad por la ventana

delfíneltiempohoy.es

La indignación corre como la pólvora desde hace días después de que varios medios británicos e irlandeses se hicieran eco de un suceso que ha estremecido a todo el mundo. Un delfín, de apenas un metro de largo, ha aparecido muerto y mutilado en un campo de una urbanización irlandesa, muy cercana a la Universidad de Cork después de que dos jóvenes hubieran pasado la tarde bailando con el animal muerto en una casa. Poco después, lo lanzaron brutalmente desde un segundo piso por la ventana. 

El incidente ocurrió en la residencia para estudiantes de Parchment Square, en la ciudad de Cork, al sur de Irlanda. Según informa el 'Irish Independent', las imágenes del animal torturado se difundieron por Snapchat.
En la primera se ve a los dos jóvenes implicados ebrios bailando con el animal en una cocina; en la segunda, el delfín aparece tirado en la calle. Esta última incluso venía acompañada de un comentario que decía: "recibí estas fotos esta mañana de un amigo. Aparentemente están en circulación. Son repugnantes. Creo que es una foca o un delfín".
Poco se sabe acerca de los autores de este incidente. Según los medios, el lugar donde ocurrieron los hechos estaba cerca al Instituto de la Tecnología de Cork, pero, al parecer y según los informes, los jóvenes no son estudiantes del centro aunque fueron, tal y como indica el 'Irish Independent', quienes llevaron el cadáver del delfín al apartamento. No se sabe tampoco de dónde lo sacaron.
Las ong se han levantado en pie de guerra y buscan responsables
Los colectivos de protectoras de animales están más indignados que nadie, y piden que se identifique a los responsables. Desde la Sociedad de Cork para la Prevención de la Crueldad a los Animales, un representante ha condenado las acciones de los jóvenes y los ha descrito como "idiotas". "La mente se aturde por la estupidez de la gente", ha aseverado el portavoz.
Por su parte, un activista de la ONG Sea Shepherd Conservation Society, Paul Watson, por su parte, también ha expresado su indignación: "pagaré 2.000 euros como recompensa por información que identifique a los dos hombres que bailaron con un delfín muerto y luego arrojaron el cuerpo por la ventana".