Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es verdad que este año hay menos medusas? Preguntamos a los expertos

¿Este año hay menos medusas? Hablamos con expertosJuan Manuel Ruiz

Se avistaba llegada masiva de medusas a finales de primavera… ¿Dónde se han metido?  Las costas de España están bastante limpias y no se esperan ataques de medusas peligrosas, según Europa Press, pero nosotros no estamos muy seguros (eso nos cuentan los compañeros que están ya de vacaciones). Nos hemos puesto en contacto con la Ignacio Franco, investigador del Centro Oceanográfico de Murcia y del Instituto Español de Oceanografía (IEO), para que nos explique a qué viene este cambio ‘de rumbo’ de las medusas.

¿Se han ido a veranear a otra playa? No es del todo así. Sigue habiendo medusas. Ignacio Franco ha comentado al respecto: "la cantidad es parecida a la del año pasado, pero llevamos ya tres años sin problemas visibles con las medusas. No hay avisos a la vista". La creencia sobre su llegada masiva estaba infundada en el calor: "la temperatura del agua a principios de verano y el invierno tan cálido que ha habido podía incitar a esa proliferación de medusas, pero no ha sido así", reconoce Franco.
¿Más o menos? Todo depende de las fluctuaciones
La propagación masiva de las medusas sigue a los ciclos naturales: "Lo normal es que, si un año ha habido muchas, al siguiente también las haya. Son fluctuaciones de abundancias, y no hay cambios de un año para otro porque dependen del éxito reproductivo", dice el investigador del IEO.
medusa3
Cuando se han reproducido menos, su descendencia al año siguiente es poca, pero ¿qué factores hacen que esto sea así? Aunque es muy fácil 'echar la culpa' al cambio climático, no es el agente principal: "Las condiciones meteorológicas y climáticas tienen que ver de alguna manera, no lo podemos negar. Y si, en los próximos años, la tendencia es cero lluvias y el termómetro por las nubes, pues eso va a favorecer que el mar esté caliente y que proliferen las medusas, pero solo es una causa indirecta", advierte Ignacio Franco, y dice "lo que afecta realmente es la eutrofización y la sobrepesca".
Para que haya más medusas la contaminación orgánica tendría que ser superior: "ha de 'abonarse' el mar, con aguas residuales y fertilizantes, para que crezca fictoplancton, el principal nutriente de la cadena alimentaria de la fauna marina, y así aportar más nutrientes a las medusas", cuenta Ignacio Franco. Por otro lado, tendría que haber menos animales competidores en alimento: "con la baja sobrepesca, los peces que comen plancton han aumentado y son rivales para las medusas", explica el investigador.
Hay pocas medusas… ¿es buena noticia?
La alegría y el júbilo se extiende por todas las costas españolas con el 'notición' del bajo porcentaje en medusas, pero no es tan bueno como parece. Su poca abundancia con respecto a diez años atrás, si bien no es alarmante, sí es el camino a "convertir el mar en una cloaca", advierte el investigador del IEO en Murcia, Ignacio Franco. Y hace una aclaración: "las medusas siguen estando, y en alguna playa de Málaga o de Murcia te lo podrán decir mejor. No obstante, su reducción no hay que perderla de vista porque son beneficiosas, a pesar de las picaduras". Limpian el mar "del exceso de fitoplancton y garantizan el equilibrio dentro del ecosistema marino", detalla el experto.
medusas 2