Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué es lo que está despistando y luego matando a las ballenas?

La NASA descubre la causa de las muertes de las ballenas y cachalotes varadosREUTERS

En Nueva Zelanda 600 ballenas quedaron varadas y 400 de ellas murieron. A finales del año 2015, casi 350 ballenas murieron en un fiordo de Chile, cosa que alertó a los científicos. Se pusieron a investigar estos trágicos sucesos y la NASA lo vinculó con las tormentas solares, pues parece que llevan razón.

Los frecuentes varamientos de ballenas, delfines y marsopas en Europa (Alemania, Inglaterra, Francia o los Países Bajos) son numerosos. Una situación límite que no se sabía claramente el por qué. Las primeras hipótesis decían que era causa de la contaminación, los ruidos generados por el transporte marítimo o incluso el sonar militar, cosa que puede desorientar a los cetáceos. 
Pero la NASA descartó que este fuera el motivo principal de los varamientos. Según el estudio publicado en el International Journal of Astrobiology, las alteraciones geomagnéticas parecen haber confundido la capacidad de las ballenas de navegar, lo que provoca que se deriven hacia aguas poco profundas donde acaban atrapadas. 
CACHA
El año pasado murieron 29 cachalotes en el Mar del Norte, suceso que sirvió de punto de partida para la investigación. Tras el análisis forense, los investigadores descubrieron algo que les contrarió: los animales estaban en perfecto estado de salud, bien alimentados y eran jóvenes. Pero averiguaron que los cachalotes y ballenas utilizan el campo geomagnético de la Tierra para su orientación. 
Según Klaus Vanselow, de la Universidad de Kiel (Alemania), las tormentas solares a gran escala podrían haber distorsionado el campo magnético y ser las causantes de que las ballenas se pierdan. Esto sucede porque las tormentas solares contienen una gran cantidad de partículas cargadas y también radiación. Al golpear la parte superior de la atmósfera terrrestre, provocan las maravillosas auroras boreales sobre el Ártico pero, por desgracia, también ocasionan cosas negativas. Pueden llegar a estropear satélites y sistemas de comunicaciones. Además de perder a los cetáceos.