Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alguien está robando los órganos a los tiburones blancos: ¿qué está pasando?

tiburon blancoPixabay

El tema parece sacado de una película de terror, pero nada más lejos de la realidad. Alguien está robando los órganos a los tiburones blancos. Y tanto el motivo como el autor del crimen son una incógnita. La primera víctima fue encontrada hace unas semanas en una playa de Sudáfrica sin estómago, hígado y testículos, pero con la carcasa perfectamente conservada. Aparentemente, la única solución a este misterio es que el animal fuese vaciado quirúrgicamente. Pero, ¿por qué? ¿qué intereses hay detrás de esta extraña matanza?

tiburon blanco
A día de hoy, ya se han encontrado cuatro escualos en la misma situación. Y las previsiones apuntan a que podrían darse más casos en un futuro. Desde un primer momento, los más retorcidos apuntan a que podría tratarse de una red de tráfico de órganos de tiburón. Las propiedades del escualo son muy valiosas en ciertos lugares de Asia. En Japón, Taiwan y Hong Kong, su estómago es todo un manjar. Y en otros puntos del este, incluso recurren a sus testículos como propiedad medicinal.
Otra teoría (la menos conspiratoria y, hasta ahora, más probable) tiene como protagonistas a las orcas. Habituales del lugar del crimen, la historia ha demostrado su impresionante valía a la hora de mutilar a sus presas para alimentarse. Y si no, que se lo pregunten a las ballenas. Esta especie de cetáceo ha sido objetivo de las orcas durante siglos. Y lo más curioso de todo: tan solo se interesan por su lengua (debido a su enorme valor nutritivo).
tiburon blanco
La matanza sigue siendo un misterio. Si nos creemos la tesis de las orcas, encontramos un elemento que no cuadraría en el puzzle: la precisión con la que han sido asesinadas. Según los expertos, les aportaría muchos más nutrientes comerse un tiburón entero que ir órgano por órgano. Así que lo único que queda por hacer es seguir la estela del asesino hasta cazarlo.