Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejos saludables para practicar deportes de invierno en familia

Familiaeltiempohoy.es

A pesar de que este invierno la nieve apenas ha hecho acto de presencia y las temperaturas han sido relativamente altas, esta estación también es propicia para practicar deporte al aire libre y mucho mejor hacerlo en familia.

La posibilidad de practicar deporte en familia ofrece a los niños una experiencia inolvidable, que va desde aprender de los suyos -no sólo la técnica, sino también la superación o cómo afrontar momentos delicados- pasando por disfrutar del tiempo en compañía de sus más allegados. Estos deportes tienen el plus añadido de permitirnos estar en contacto con la naturaleza. Todo eso creará vínculos familiares inolvidables.
La nieve es el medio por excelencia cuando hablamos de deportes de invierno y para que se practiquen con la mayor seguridad, El Tiempo Hoy, te da algunos consejos.  Hay que recordar que los juegos en la nieve pueden provocar quemaduras por frío, o golpes, por lo que se debe emplear siempre casco y protegerse del frío. Tampoco hay que olvidar la crema solar y las gafas de sol. El efecto espejo de la nieve puede darnos problemas en la piel o en los ojos. Para el frío lo mejor es ir vestido con sucesivas capas de ropa. Es importante llevar ropa impermeable en el exterior y que esta ropa ejerza de cortavientos.
Los niños son más susceptibles de sufrir una hipotermia, que es cuando el cuerpo baja su temperatura por debajo de los 35 grados. Podemos detectar la hipotermia porque los que la sufren tiembla y entran en un estado de letargia. Alguien puede llegar a ese extremo si se moja la ropa, si no va bien abrigado o lleva prendas húmedas a baja temperatura o si se agota haciendo ejercicio en un ambiente muy frío.
Salir con lo necesario
Cuando se practique deporte en la nieve también es esencial mantenerse hidratado y alimentado. Beber agua de forma regular y llevar algún alimento que nos pueda aportar energía son las soluciones ideales como frutos secos o algo de fruta. En caso de cansancio o estar mojado, es bueno parar y descansar. Antes de ir a practicar deporte también es aconsejable ir bien desayunado. Un desayuno consistente y un buen tentempié en la nieve, pueden alargar nuestra jornada hasta que se vaya la luz en invierno y así recuperar energías en la cena.
En cuanto a la preparación, no se debe olvidar algunos estiramientos antes de iniciar cualquier deporte. Cada uno sabe qué partes del cuerpo emplea cuando hace deporte, pero en esquí o en otros deportes de nieve, las lesiones más habituales, aparte de las producidas por golpes, son en brazos y piernas. Estirar bien puede marcar la diferencia entre una lesión larga o una anécdota.
En caso de sufrir un accidente o presenciarlo en una situación de nieve es importante mantener la calma y seguir los siguientes pasos. Lo primero es proteger a la víctima y a quienes la rescaten, abrigarla y alejarla del frío. Inmediatamente hay que pedir ayuda. Si se consigue llevar a un accidentado a cubierto, lo ideal es ponerle ropas secas y, en caso de estar consciente, darle bebidas calientes y dulces, nunca alcohol.