Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Temporada de surf 'on': esto tienes que buscar si quieres la ola perfecta

we5tw45eltiempohoy.es

Para empezar, buenas/malas noticias: no hay una ola perfecta, depende de cómo vivas tú el surf. Los más temerarios prefieren subir con su 'gun' olas 'point break' con grandes crestas que rompan de izquierda a derecha. Otros prefieren esperar a que baje la marea para coger olas más pequeñas con su 'retro-fish' y planear durante más tiempo. Ni siquiera los profesionales del surf se ponen de acuerdo en cuál sería su ola maestra, pero casi todos coinciden en que deben darse unas condiciones climáticas determinadas para que la ola pueda ser surfeable. ¡Es momento de coger la tabla y cabalgar la ola soñada!

Busca siempre el viento 'off-shore'
Te estarás preguntando qué tipo de viento es ese: el que sopla desde la tierra en dirección al mar, rozando la superficie del agua y levantándola. Gracias a ello, las olas no romperán con fuerza, avanzarán de forma progresiva y no se deformarán a medio camino, conservando la forma de tubo. Para conseguir esta brisa-viento hay que ser madrugadores: suele soplar a primeras horas de la mañana, antes de la llegada de las doce del mediodía.
faerf
La marea, siempre la marea
Para muchos surfers, el tipo de marea y cómo varía es (casi) lo único que importa. Es probable que esperen horas y horas en la arena hasta dar con el punto perfecto. No hay una marea apta: depende de la playa elegida y de la hora que escojas pero, por lo general, en el Cantábrico prefieren las mareas vivas con suaves vientos. En Tarifa, es preferible esperar a que suba la marea, para evitar las rocas puntiagudas de las playas del Estrecho.
La profundidad del mar
A menos profundidad, sobre todo si debajo hay arrecifes de coral o roca, más peligro tiene la ola. La arena, en este sentido, es más segura. Lo ideal es que la hondura disminuya paulatinamente para que la ola rompa más suave, pero la mayoría de los surfers te dirán que sus olas favoritas, de poder elegir, son las primeras: sobre el coral son más estables y la pared que levantan es mayor. "Los arrecifes de coral y roca lo que te aportan son una ola que se mantiene siempre en el mismo sitio. Aunque suelen ser más peligrosas porque hay poca agua y el fondo es más duro" afirma Marcos Rodríguez, event manager del campeonato de surf 'Pantín Classic Galicia Pro'.
sadfawef
¿Mejor ola 'tubera' o 'fofa'?
La ola 'tubera', esa que te imaginas de forma cilíndrica y proporciones gigantes, es la preferida por muchos. Para poder usarlas bien con una tabla, es necesario que alcalcen una altura mínima de dos metros, para que adquiera la típica forma de foto de surf. El sueño de cualquier surfista es poder deslizarse por el interior del tubo que forma la ola al romper y aguantar el equilibrio hasta el final porque "es la maniobra perfecta en el mundo del surf", según Rodríguez. Ese movimiento se llama 'tubo', 'Keg' o entrar al 'barrel'. Sin embargo, otros prefieren las que, en España, se llaman 'fofas', que no son otras que las olas pequeñas y espumosas que no forman huecos al romper: "Ahora que llevo 45 años surfeando prefiero una ola plana", declara.
zcvbxbgf
El agua, a 15 grados como mínimo
Siempre será más apetecible surfear si el agua es cálida (o superior a 30 grados) y esto se consigue con altas temperaturas. Es por ello que la temporada de surf se suele producir en verano. En cualquier caso, para algunos el agua fría no es un impedimento y se atreven a surfear en otras épocas del año. Lo más aconsejable es que la temperatura del mar no sea inferior a 15 grados para no sufrir un riesgo de hipotermia. 
A más gente, menos olas
Si todas las condiciones que hemos señalado se cumplen… ¡Date prisa antes de que otro surfer te la robe! ¡Esto es la guerra! Los surfistas tiene normas no escritas sobre quién va primero y, de hecho, se dan turnos. Pero, a veces, algunos surfistas se saltan el 'código' y hacen un 'drop in': se abalanzan sobre la ola de improvisto e impiden al que ya la estaba surcando continuar. En ocasiones, esta 'intromisión' puede solventarse cuando la ola es de 'pico', rompe a la vez por ambos lados, y la puedes compartir con tu compañero surfista.