Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo son los restos de una estrella muerta? El resplandor capturado por 'Hubble'

¿Cuál es el legado que deja una estrella una vez que muere? ¿Qué aspecto tiene el espacio cuando hubo, en un pasado lejano, una estrella que lo ocupó? Eso es lo que ha capturado el telescopio 'Hubble', propiedad de la NASA y de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés). Esta nube de gas e iones es el resultado de una explosión, conocida como supernova. En el caso de esta estrella, la DEM L316A, se trata de un fenómeno particular dada la tipología de la supernova, bautizada como Tipo Ia. Tras la explosión de la estrella al morir, se expulsan las capas más externas de la estrella a gran velocidad hacia el espacio. Durante el proceso, la estrella se calienta y se ioniza, lo que forma el resplandor captado por el telescopio Hubble.

"Esta es la mirada en la estrella muerta hace mucho tiempo. Los mechones ondulantes de gas ionizando se encuentran unos 160.000 años luz de distancia dentro de uno de los vecinos galácticos más cercanos de la Vía Láctea: la Gran Nube de Magallanes. La explosión que formó el gas es un ejemplo de una variedad especialmente enérgica y brillante de supernova que produce el brillo débil capturado aquí por el telescopio espacial Hubble", ha indicado la NASA a través de su cuenta de Instagram.