Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fin del mundo podría estar más cerca: en 2022 y por culpa del cometa Encke

FIN DEL MUNDOEl Tiempo Hoy

Nuestro planeta está en peligro. O al menos eso es lo que aseguran los científicos del Instituto Astronómico de la Academia de Ciencias de la República Checa. Según sus investigaciones, la Tierra sufrirá los riesgos de una importante colisión con cuerpos celestes a partir del próximo 2022. Y la principal amenaza ya tiene nombre y apellido: el cometa Encke y sus resto, que podrían impactar contra nuestro planeta. 

Conocidas popularmente como las Táuridas, los fragmentos de este astro que cruza el firmamento cada mes de octubre podrían suponer mucho más que una lluvia de estrellas puntual. Estas bolas de roca y hielo lograrían liquidar los continentes en cuestión de segundos. Y lo peor de todo es que la ciencia prevé que suceda más pronto que tarde: 2022, 2025, 2032 y 2039 son los años en los que podría tener lugar la catástrofe.
Los estudiosos checos han encontrado dos asteroides hasta ahora desconocidos, el 2015 TX24 y el 2005 UR. Y su impresionante potencia podría desembocar en el tanta veces anunciado fin del mundo. Los fragmentos, de entre 200 y 300 metros de diámetro, ya han sido registrados como “potencialmente peligrosos”. Pero los miembros de esta investigación ya han advertido que su fuerza y tamaño podrían ser aún mayores.
“Dado que asteroides de decenas a cientos de metros de tamaño ya provocan serias consecuencias en la superficie terrestre, incluso siendo débiles, el peligro del impacto aumenta significativamente cuando la Tierra se encuentra con esta nueva rama de Táuridas cada pocos años”, han explicado los autores del estudio en la publicación Arxiv