Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Si se mandan turistas a la Luna, ¡Amazon quiere enviarles sus compras en cohete!

luna de nieveeltiempohoy.es

Marte ya no es el objetivo principal de Estados Unidos. Todas las misiones están poniendo sus ojos en la Luna (con el apoyo de Trump) y las empresas comerciales no quieren desaprovechar la oportunidad para patentar productos que puedan ser útiles para la vida futura en el satélite terrestre: desde redes de transporte, hábitats espaciales infalibles, hasta depósitos de almacén en torno a la órbita lunar. La última promoción viene de Amazon. Su dueño, Jeff Bezos, es también fundador de la empresa espacial Blue Origin, y quiere utilizarla para transportar envíos de Amazon a la Luna. 

¿Se volverá a la Luna en 2018 como se pretende? ¿Serán finalmente naves tripuladas? ¿Se conseguirá formar un hábitat para los humanos allí? ¿Podrán subsistir los dos turistas enviados por Elon Musk? ¿Y si necesitasen un palo selfie de Amazon? Jeff Bezos ha juntado la nueva misión espacial de la NASA, las ansias de éxito de Trump y la visibilidad y fama de la empresa Amazon para dar a conocer sus planes lunares por medio de una campaña real... aunque parece que, de momento, meramente publicitaria.
amazon
Su plan es el siguiente: cargar naves con suministros necesarios para formar una base lunar permanente y aterrizaría sobre el cráter Shackleton (en el polo sur del satélite), zona con luz solar y agua en forma de hielo. Para ello, quiere contar con el apoyo económico y profesional de la NASA.
Ya han iniciado las primeras conversaciones y, por el momento, se han filtrado dos posibles intenciones: o bien, poner en marcha el cohete Blue Moon, con una capacidad de carga de unos 5.000 kilos, y lanzarlo con el SLS de la NASA y un Atlas V en 2020; o bien, mandar el New Glenn (también de Blue Origin), aunque dentro de diez años.
amazon
*FOTO: New Shepard, June 19, 2016/ Fuente: Blue Origin
Es obvio que, si se consiguen mandar estas naves a la Luna, crear "un servicio de entrega de la carga lunar comercial" es cuestión de tiempo, como hablaba Bezos en la ceremonia de los Aviation Week awards.