Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sonda ExoMars aterriza en Marte: ¿por qué es importante para tu día a día?

exo marseltiempohoy.es

Durante casi 50 años, muchos han sido los artefactos de exploración que han aterrizado en Marte. Algunos de ellos, como el famoso 'Curiosity' o el 'Opportunity', siguen operando. Sin embargo, nunca antes una misión íntegramente europea (con colaboración rusa) había estado tan cerca de entrar en el juego de la 'colonización robótica' en el Planeta Rojo. Este miércoles, la sonda 'Schiaparelli', del proyecto ExoMars, tratará de amartizar para demostrar que Europa también es capaz de llevar sus propios módulos y, después, ver si hay vida. 

A partir de las 16:42 hora peninsular española de este miércoles (aquí puedes verlo en directo), todos los miembros del proyecto ExoMars, de la Agencia Espacial Europea (ESA) van a estar pendientes del aterrizaje de una sonda que hace justamente siete meses mandaron al espacio. La entrada de la sonda 'Schiaparelli' en la atmósfera es una prueba de fuego, porque es la segunda vez que Europa intenta mandar un artefacto al planeta vecino. La primera vez, en 2003, fracasó y, tras unos intentos de establecer comunicación con la sonda, fue declarada oficialmente perdida.
"Sobre el papel, el objetivo principal es ver la composición de la atmósfera, pero sobre todo con ExoMars2016 queremos validar el módulo de descenso, es decir, ver si somos realmente capaces de descender sobre la superficie de Marte. Los europeos aún no hemos hecho eso. Sería un paso importante, porque en 2020, en la segunda fase del proyecto, sí queremos llevar un rover 'tipo Wall-E' (que anda) que explore la superficie de Marte", ha explicado a 'El Tiempo Hoy' Antonio Ayuso, ingeniero aeronáutico de SENER, una de las empresas españolas colaboradoras de ExoMars. 
Todas estas fases, deben desembocar en el objetivo principal: la búsqueda de vida. A esta sonda que amatizará hoy, le acompaña además un satélite, llamado TGO, que se mantendrá orbitando el planeta un tiempo para tomar muestras de la atmósfera en busca de metano, un gas que ya se había detectado en 2014. Y esto es importante. En la Tierra, este gas es casi siempre signo de presencia de seres vivos, por lo que otro de los principales objetivos científicos de ExoMars 2016 será analizar en detalle cuál es la fuente del metano y averiguar si lo producen la presencia de vida. 
'Schiaparelli' no está solo
Son varios los módulos de exploración espacial que rondan por Marte. La creciente necesidad de los científicos por mandar sondas hasta allí tiene dos explicaciones, según Ayuso: "porque es un objetivo prioritario saber si hay vida en Marte, todas las potencias están mandando sus módulos de exploración, y Europa también tiene que estar", explica.
Además, otra razón subyace tiene que ver con la necesidad de conocer del ser humano: "La exploración es inherente a nuestra especie. Ir a Marte es un paso más allá... y lo siguiente es hacer una colonia permanente", ha explicado Ayuso.