Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juno ha llegado a Júpiter: lo que implica para nosotros y para nuestro Sistema Solar

junoeltiempohoy.es

Juno ha llegado después de casi cinco años a la órbita de Júpiter. La misión principal de esta sonda espacial es estudiar la atmósfera del planeta, así como su origen, estructura, y evolución dentro del Sistema Solar, para entender cómo se creó este planeta que, según los científicos, guarda los secretos de cómo se forman elementos como el agua, helio, metano e hidrógeno. El Tiempo Hoy explica las consecuencias.

Después de viajar casi cinco años por el Sistema Solar, la sonda espacial Juno, impulsada por energía solar, ha ingresado en la órbita de Júpiter este martes.
La misión principal de esta sonda espacial es estudiar la atmósfera del planeta, así como su origen, estructura, y evolución dentro del Sistema Solar, para entender cómo se formó este planeta que, según los científicos, guarda los secretos de cómo se forman elementos como el agua, helio, metano e hidrógeno.
Por eso la llegada de Juno es tan importante. Con esta información se podría conocer cómo se formó nuestro Sistema Solar, la Tierra y los cimientos de la vida tal y como la conocemos.
Y es que Júpiter es el planeta más grande del Sistema Solar. Considerado como implacable bola de gas, ha sido descrita por expertos de la NASA como "un monstruo que gira a tal velocidad que hace que su gravedad lance rocas gigantes, cometas, rayos cósmicos... hacia afuera".
sistema solar
El planeta cuenta además con más de 60 lunas y un mundo helado con un océano subterráneo en el que algunos consideran posible encontrar vida.
Además, se tendrán nuevos datos sobre la composición del núcleo, el agua presente en la atmósfera, su masa y sus vientos, que pueden alcanzar velocidades de hasta 618 kilómetros por hora.
¿Cuándo terminará de recoger los datos? Justamente al terminar de dar 37 vueltas al planeta, momento en el que la sonda, si todo sale bien, se estrellará contra la superficie.