Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lluvia de Líridas, Marte y un Mercurio con forma de luna creciente, en el cielo de abril

Abrileltiempohoy.es

En abril, además de lluvias, también hay “estrellas mil”.  Este mes, tan representativo del (loco) clima primaveral, contará con varias citas astronómicas ineludibles: La lluvia de estrellas ‘Líridas’ –cuyo máximo goteo se espera para la noche del 22-, la posibilidad de ver Mercurio, el planeta más escurridizo, y el  espectacular aumento de tamaño de Marte.

Lluvia de estrellas: Las 'Líridas'
En ‘El tiempo hoy’ ya echábamos de menos una lluvia de estrellas (o 'ducha de estrellas', como se dice en inglés, que suena más contundente). En la noche previa al Día del Libro –la madrugada del 22 al 23, justo antes del  amanecer- la NASA espera la caída de las ‘Líridas’, la lluvia de estrellas cuya radiante se sitúa en la constelación que dibuja el instrumento de las Ninfas: Lira. Los amantes de los libros y de la astronomía gozarán de una doble jornada festiva, siempre y cuando la imprevisibilidad de las ‘Líridas’ las haga más o menos notables.
La previsión es contabilizar de 10 a 20 meteoros por hora. Aunque no son muy abundantes, los bólidos provenientes del cometa C/1861 Thatcher sí serán muy brillantes, por lo que su visualización valdrá la pena. Sobre todo sí estas hijas de las Musas nos sorprenden tanto como lo hicieron en 1803, año en el que cayeron 700 meteoros a la hora. La Luna llena que suele haber justo en el intervalo de visibilidad la lluvia –en total, del 16 al 25 de abril- puede ser un impedimento. Toquemos madera.
Mercurio se verá con forma de luna en cuarto creciente
El pasado mes de Febrero, algunos afortunados fueron testigos de la alienación planetaria que formaban Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno con La Luna. Decimos algunos afortunados porque ver la línea al completo era bastante complicado, pues Mercurio aparecía y desaparecía a su antojo. El planeta más cercano al sol de nuestro sistema se ha ganado el título de ser el más difícil de observar – a simple vista y con telescopio- pero este mes tanto expertos como aficionados están de enhorabuena. En abril, podrá verse situado a la puesta de sol a unos diez grados sobre el horizonte. Lo mejor: tendrá la forma de una luna en cuarto creciente.
Marte y Antares, dos luces rojas en el cielo
Marte le va a hacer la competencia a Mercurio en las noches de abril. La visión del 'planeta rojo' va aumentar su tamaño de una forma espectacular, por lo que nos resultará fácilmente reconocible. Lo veremos a finales de mes, a partir de las diez la noche y su brillo irá 'in crescendo' a medida que pasen los días y se acerque mayo. Sin embargo, la hegemonía marciana se verá amenazada por su planeta rival, Antares, una estrella roja súper gigante similar al planeta. Antares se hará visible un poco antes que Marte, a mitad de mes.