Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno se alinean por última vez hasta el año 2040

conjunción planetariaeltiempohoy.es

Podríamos decir que 2016 es el año de los planetas. En un intervalo de seis meses, La Tierra ha sido testigo de un fenómeno astronómico muy poco frecuente: la alineación de cinco planetas vecinos, perfectamente visible en nuestro firmamento. De nuevo, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno se mostrarán en fila a partir de este fin de semana y no volverán a hacerlo hasta dentro de 24 largos años.

Al contrario de lo que ocurrió en febrero, esta vez, la conjunción penta-planetaria no podrá verse justo antes del amanecer (nos libramos del madrugón); si no que se hará perceptible después de la puesta del Sol (el cielo del ocaso será el más adecuado para su avistamiento).
Justo este fin de semana, en el que comienza la alineación de los ‘cinco fantásticos’, la Luna Bendita (la luna llena de julio) seguirá brillando con fuerza y, como sabemos, su luz dificultará la apreciación del resto de las maravillas australes. Pero tranquilos. A partir del 27 de julio, el satélite entrará en su fase menguante y todavía nos quedará conjunción para rato: los planetas nos acompañarán durante dos semanas.
conjunción pentaplanetaria
¿Por qué podemos ver las conjunciones planetarias?
En realidad, las conjunciones son una ilusión óptica, pero no por ello dejan de ser extraordinarias. Tienen que ver con la posición de órbita de los planetas con respecto a La Tierra, con la que forman ángulos que, cuando superan los 8 grados, provocan una alineación y una sensación de proximidad ficticias. El 8 de septiembre de 2040, momento en el que se espera que se repita este mismo fenómeno quíntuple, los planetas estarán a 9,3 grados en relación a nuestro cielo. En este caso, aunque los vayamos a ver juntos, Marte, Júpiter y Saturno seguirán estando en la ‘parte trasera’ de La Tierra y Mercurio y Venus, delante.
Como ocurrió el invierno pasado, ver la línea al completo y a simple vista será difícil (pero no imposible). Mercurio seguirá siendo el planeta más escurridizo, por ser el más pequeño y el más cercano al Sol. Contamos con quince días para completar la fila, así que tenemos tiempo. Tiempo y ganas.