Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venus juega al escondite en marzo: asomará tras el resplandor del Sol a partir del día 25

venuseltiempohoy.es

Durante los primeros días de marzo, Venus ha sido vista regularmente justo antes de ponerse el sol por el lado oeste. Sin embargo, a medida que ha avanzado el mes, el tímido planeta ha ido acercándose al horizonte con la intención de esconderse tras el brillo del sol del atardecer. ¿Va a ocultarse por completo? Sí, pero solo por unos días. Te explicamos qué nos tiene preparado el cielo, y cuándo y cómo vamos a poder observar la conjunción Venus-Sol.

Venus va a ir sigilosa avanzando hacia el horizonte hasta quedar totalmente enmascarada por el brillo del sol el día 21. El planeta permanecerá oculto cuatro días más hasta que se produzca el acontecimiento astral: la llegada de la 'Venus Nueva'.
VENUS

La Venus del 25 de marzo se encontrará a tan solo 0,28 unidades astronómicas (UA) por delante del Sol desde nuestra perspectiva, y reaparecerá como el Lucero del alba justo antes de la salida del Sol con magnitud -4,1 (esta cifra corresponde a la luminosidad que, por comparar, en el caso de la luna llena es de -12. Es decir, que será algo menos luminosa). A este momento se le conoce como la 'Conjunción Inferior de Venus con el Sol'.
A partir de ese día, el planeta vuelve a hacerse visible, pero de una manera muy distinta:
  • Ya no se verá en el oeste, sino cerca del horizonte en dirección este
  • Su aparición no se hará hasta una hora antes de que el sol se oculte por completo al anochecer. A partir de la fecha señalada, pasa a verse al amanecer.
Para los antiguos mayas, el período de tiempo que abarca desde la salida de la 'Venus Nueva' hasta el 2 de abril  significaba ocho días de peligro. Y es que, aunque Venus ya había asomado, hasta principios de abril era imposible apreciarla a simple vista.
Por eso, te aconsejamos que hasta el 5 de abril no te pegues el madrugón para verla de nuevo en su máximo esplendor.
venus