Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La caída de un meteorito en Andalucía hace temblar las ventanas de las viviendas

Anoche, numerosas personas país pudieron ver cómo una enorme bola de fuego cruzaba el cielo a las 22:25 horas. Su espectacularidad hizo que la noticia se difundiese rápidamente a través de las redes sociales. El evento alcanzó una luminosidad muy superior a la de la Luna llena y fue especialmente brillante en Andalucía. Desde allí, algunos testigos afirman que el fenómeno estuvo acompañado de una fuerte explosión e incluso de un temblor similar a un leve terremoto, según informa la Fundación Astrohita.

El evento fue grabado por los detectores que la Universidad de Huelva opera en varios puntos del país: el Complejo Astronómico de La Hita (Toledo), Sevilla, el Observatorio de Sierra Nevada (Granada) el Observatorio de La Sagra (Granada) y el observatorio de Calar Alto (Almería). Estos detectores trabajan en el marco del proyecto SMART, cuya finalidad es vigilar continuamente el cielo con el fin de registrar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos lugares del Sistema Solar.
Los datos recogidos por estos detectores han sido analizados por el Profesor José María Madiedo (Universidad de Huelva), investigador principal del proyecto SMART. Su estudio ha permitido determinar que la bola de fuego sobrevoló Andalucía. Concretamente, las provincias de Granada y Jaén, aunque también hay muchos testimonios de los vecinos de Málaga. Según este estudio el fenómeno se produjo como consecuencia de la entrada en la atmósfera terrestre de una roca a unos 72 mil kilómetros por hora.
meteorito andalucía 2
 
Es precisamente este brusco choque contra el aire lo que elevó la temperatura de la roca hasta que ésta se volvió incandescente, dando lugar así a una espectacular bola de fuego en la que gran parte del material se fue desintegrando conforme perdía altitud. Sin embargo, ell análisis preliminar indicaría que una parte del material habría conseguido sobrevivir e impactar contra el suelo en forma de meteorito. Lo más probable, según Madiedo, es que el meteorito se haya roto en varios fragmentos antes de tocar tierra.