Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buenas noticias: ya sabemos el punto débil de los asteroides que amenacen la Tierra

asteroidesIEEC/NASA

De los 15.500 asteroides que pasan rozando la Tierra, 1.500 están en la lista de los "potencialmente peligrosos"… ¿Y si uno de ellos no falla? Mientras nosotros seguimos con nuestro día a día, la sociedad de científicos está estudiando esta posibilidad al máximo. En la última investigación, han concluido que las propiedades de sus materiales son el 'talón de Aquiles' al que hay que apuntar a la hora de desviar su impacto contra nuestro planeta.

*FOTO: Josep Maria Trigo y Carlos Moyano - NASA's redirect asteroid mission/ Fuente: IEEC - NASA

Antes de enviar un proyectil o un artefacto cinético, que lo destruya o lo desvíe, hay que estudiar cómo atacarlo. Esto es lo que ha hecho el equipo internacional de científicos, dirigido por el Instituto de Ciencias del Espacio (IEEC). Aseguran que la clave está en aspectos como la dureza, la elasticidad y la resistencia del asteroide. Los resultados han sido publicados en el Astrophisical Journal y, según sus autores, es solo un buen primer paso de toda la investigación que queda por hacer.
Como asteroide muestra, el meteorito Cheliábinsk
Para poder analizar la roca físicamente se ha usado uno de los trozos del meteorito Cheliábinsk, el que cayó en Rusia en 2013. Del millar de pedazos, que consiguió atravesar la atmosfera y tocar el suelo, unos cuantos han sido recuperados para este estudio por su gran consistencia y sus buenas condiciones: "El estudio de la composición química y mineralógica del meteorito Cheliábinsk  nos permite conocer detalles fundamentales sobre la importancia de los procesos de compactación por colisiones que han sufrido los asteroides cercanos a la Tierra. Los resultados de este trabajo son muy relevantes para una posible misión en que se desee desviar de manera eficiente un asteroide próximo a la Tierra", señala el investigador Josep Maria Trigo, del Instituto de Ciencias del Espacio (IEEC-CSIC).
Para este experimento se hizo uso de un nanoindentador, una herramienta compuesta por agujas minúsculas. Estas hacen punciones en la capa superior de la roca del meteorito, comprobando que las zonas más oscuras (las que habían chocado) son más duras y menos 'atacables' que las claras (las más blandas).
asteroides
*FOTO: Meteorito Cheliábinsk al detalle/ Fuente: Joan Costa - IEEC
Un paso más para hacer posible la misión AIDA
Actualmente, la Agencia Espacial Europea (ESA) busca financiación para desarrollar junto a la NASA el programa conjunto "asteroides peligrosos", diseñado para desviar la trayectoria de estas rocas.
Además, ambas tienen en marcha la misión AIDA, que estudia la posibilidad tecnológica de que una sonda impacte sobre un asteroide para evitar que choque contra la Tierra. Con este estudio, podrán saber hacia dónde apuntar el proyectil.