Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La impactate bola de fuego que atravesó Albacete y murió en Cuenca

La gente estaba terminando de cenar el pasado martes cuando una espectacular bola de fuego sobrevoló los campos de La Mancha. Los que estuvieran disfrutando de la fresca en sus terrazas seguramente pudieron verlo perfectamente, porque su luminosidad fue tan grande que se pudo percibir a 400 kilómetros de distancia. 

Que bolas de fuego de una gran luminosidad atraviesen nuestro cielo no es nuevo. Lo que hace diferente a esta es que, tal y como apuntan los análisis llevados a cabo por José María Madiedo, investigador responsable del Proyecto SMART, se trata de un fragmento del cometa Encke que iba a una velocidad de más de  110.000 kilómetros  por hora. Según cuenta, el impacto tuvo lugar a unos 111 km de altura sobre la provincia de Albacete, desde donde la bola de fuego avanzó en dirección noroeste, extinguiéndose a unos 75 km de altitud sobre el sur de la provincia de Cuenca.