Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una tormenta magnética, en camino hacia la Tierra: te contamos cómo puede afectarte

Una tormenta magnética puede llegar hoy a la TierraFa

Las tormentas están siendo los fenómenos meteorológicos protagonistas estos días. Primero fue la tormenta tropical del huracan Harvey, ahora Irma y también una tormenta magnética. Los efectos que nos puede estas última son diferentes, pero también son importantes. Su desencadenante ha sido una mancha solar activa, te contamos cómo se ha producido, hacia donde va y qué puede producir.

¿Qué es una tormenta magnética?
Es el efecto que las perturbaciones solares producen sobre la Tierra, también se conoce como tormenta geomagnética, y no es otra cosa que un trastorno temporal del campo magnético terrestre. Suele considerarse como la onda de choque de la tormenta solar.
¿Cómo se ha producido?
La macha solar activa ha expulsado una potente eyeción de masa coronal (CME por sus siglas en inglés) con dirección a la Tierra. La eyección ha ocurrido tras una crecimiento vertiginoso de la mancha A32673, de diez veces su tamaño inicial, durante las 24 horas previas, y que ha sido detectada por el Solar Dynamic Observatory (SDO) de la NASA.
La CME se tradujo en un par de fuertes llamaradas de la clase M durante ese periodo de tiempo.
¿Qué trayectoria va a seguir?
Los analistas de la NOAA, la agencia meteorológica de EEUU, siguen modelando la trayectoria de la eyección solar. A primera vista, el CME va a llegar hoy a nuestro planeta con la posibilidad de producir tormentas geomagnéticas moderadamente fuertes (clase G2), según informa SpaceWeather.com.
¿Qué puede producir en la Tierra?
Esta tormenta puede producir alarmas de voltaje en sistemas de distribución eléctrica en altas latitudes, así como alteraciones en la órbita de satélites, y desvanecimiento de señales radioeléctricas. Se espera que llegue sobre las 16:00 UTC , puede durar entre 24 y 48 horas, y ocasionalmente se puede prolongar por varios días.