Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué, a veces, vemos la Luna de día?

Luna de día Mediaseteltiempohoy.es

Salir de casa a las 12.00h del mediodía con un sol de justicia y ver que al otro lado del cielo la Luna se distingue con total nitidez es, cuanto menos, desconcertante.  De toda la vida, nos han contado que nuestro satélite se ve por la noche, y el Astro Rey nos alumbra durante el día; pero, en la órbita lunar, existen dos momentos transitorios en los que se solapa con el Sol y ambos nos custodian las jornadas diurnas. Y nos vigilan.

Todos conocemos las fases de la Luna: creciente, llena, menguante y nueva. Y, como es lógico, esperamos a la noche para poder apreciarlas. Pero, ¿cuál es el motivo por el que, de vez en cuando, tenemos la suerte de ver a nuestros dos principales astros 'trabajando' al mismo tiempo? En el este, el Sol, elevándose en el firmamento y, en el oeste, La Luna, haciéndole de espejo.
La astrónoma Leonor A. Hernández nos ha dado la respuesta. "Esta es una pregunta genial porque no todo el mundo se da cuenta de que la Luna también se ve de día. La apreciamos cuando entra en la cara iluminada de La Tierra (la que está recibiendo la luz solar diurna) y está viajando a su fase menguante o a su fase creciente.  En esas dos posiciones, la Luna recibe tanta luz que podemos verla aunque no sea de noche, antes de convertirse en luna nueva".
Gráfico Luna visible día
Nosotros la fotografiamos el otro día a las doce de la mañana pero seguro que os habéis fijado en que hay ocasiones en las que también podemos ver la Luna unas horas antes del atardecer. "La que vosotros habéis visto es la Luna que os dibujamos en color rojo dentro del gráfico. Normalmente, cuando avanza del cuarto menguante a la luna nueva, podemos verla poco antes del amanecer y en buena parte de la mañana. Al contrario, cuando avanza al cuarto creciente, la vemos un rato por la tarde antes de que se oculte por el oeste", ha aclarado la astrónoma.
Luna de día 2
Para entender bien las fases lunares, Hernández prorpone un facilísimo juego casero."El mismo efecto se ve muy bien con dos bolas y una fueste de luz. Pones una linterna a modo de Sol y una bola haciendo de la Tierra. La otra bola da vueltas alrededor de la Tierra y, para un observador que estuviera en la superficie terrestre, la porción iluminada de la Luna iría cambiando por la perspectiva".
Prometemos probarlo.