Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Además de la ola de calor, habrá polvo sahariano que te hará respirar aún peor

polvo saharianoReuters Pictures

Malas noticias: la famosa ola de calor que se acerca esta semana viene acompañada de polvo en suspensión. Procendente del Sáhara, este fenómeno producirá un ambiente mucho más cálido de lo normal. Las previsiones indican que se mantendrá en la mitad sur peninsular, concretamente "en todo el centro, mitad sur, Baleares y Canarias", según nuestra compañera y meteoróloga televisiva Rosalía Fernández, quien añade que el "calor está asegurado, al menos, hasta el fin de semana". Además de hacer que las temperaturas se mantengan altas más tiempo, la llegada del polvo sahariano produce graves efectos en la salud de las personas.

El viento que se acerca soplando del este y sudeste "desde Marruecos y Argelia", arrastra mucho polvo en suspensión "a unos 1.500 metros de altura", puntualiza nuestra meteoróloga. Y esto no es una buena noticia: a pesar de que las partículas en suspensión pueden tener algún beneficio, como "fertilizador para la agricultura y pesca en zonas donde estas partículas se depositan", también tiene muchísimas cosas en contra.
Para empezar, degradan la calidad del aire, con los consiguientes "efectos negativos en la salud, el medio ambiente y algunas actividades económicas tales como la aviación, por la disminución de visibilidad, y la generación de energía solar". Es lógico: no hay polvos inocuos, y cualquier exposición supone un riesgo para el ser humano.
polvo sahara
En las personas, la presencia del polvo en el ambiente puede provocar irritación de las vías respiratorias y, tras exposiciones repetidas, puede dar lugar a bronquitis crónica. Además, tal y como indica el alergólogo Vicente Román, "también puede producirse picor o ardor en los ojos, conjuntivitis y empeorar la situación de personas con asma", según recoge el diario lainformación.com.
No solo eso: "si la nube es persistente pueden aparecer broncoespasmos, es decir, dificultades serias para respirar, así como dolor torácico que desencadena en ocasiones crisis de ansiedad", concluye.
prevision
*Imagen del desarrollo de la masa de aire con polvo sahariano para las próximas horas
La 'buena noticia' es que la ola de calor podría acabar este viernes, pero las previsiones todavía no son concluyentes. Tal y como ha explicado la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Delia Gutiérrez, los meteorólogos estarán "pendientes" de la evolución porque la ola de calor "podría no acabar" ya que este alivio no será significativo. De momento, ha confirmado que no se dan las condiciones para pensar que la ola de calor pueda extenderse pero tampoco lo descarta.