Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guía básica de nubes: te enseñamos a 'adivinar' dónde lloverá este fin de semana

nubeseltiempohoy.es

Cambio drástico de tiempo este fin de semana. Volvemos al invierno y dejamos atrás este anticipo de la primavera al que ya nos estábamos acostumbrando estos días. Además del frío (normal para esta época) vuelven las lluvias y la nieve. Por eso, queremos contarte cómo son esas nubes que vienen cargadas de precipitaciones, para que seas un experto y con solo verlas sepas a ciencia cierta si necesitar tener a mano el paraguas o no.

Guía básica de nubes
Normalmente, cuando nos visitan los frentes de una borrasca, solemos tener una avanzadilla de nubes que nos avisan de que se acerca un cambio en el tiempo. Esas primeras nubes no nos dejan lluvia. También son síntoma de buen tiempo.
En ocasiones, ni siquiera llegan a tapar el cielo pero nos indican que, tarde o temprano, la situación será otra.
Cirros en el cielo
Estas primeras nubes que vemos suelen ser nubes de una tonalidad blanca, muy altas, muy finas, a veces rotas o deshilachadas y acompañadas por una ligera brisa. Recuerdan a las telas de araña. Mientras solo veas estas nubes, tienes asegurado el sol.
las nubes
Al atardecer se tiñen de colores rojizos y morados, un auténtico espectáculo combinado con las últimas luces del día.
Estas nubes, llamadas altas, pueden ser cirros, a más 12.000 metros de altitud, o cirrocúmulos, a unos 10.000 metros. Si te fijas en la imagen parece como si el viento al pasar las hubiera peinado.
Cuando las veas seguidas de nubes medias y más compactas puedes estar seguro de que se avecinan cambios y de que el cielo azul tiene las horas contadas.
Altoestratos (Foto Meteo France)
De hecho, antes de que lleguen las lluvias, cuando hayan pasado los primeros cirros o cirrocúmulos, te darás cuenta de que las nubes no se encuentran tan altas.  Son más amenazantes. Puedes observarlas más cercanas y con más consistencia.
las nubes
Son los altostratos y altocúmulos, nubes medias, que tienen un color más grisáceo. Son más uniformes. No llegan tan rotas como las anteriores.. En la imagen de Meteo France, puedes verlas justo detrás de los cirros, que son de un tono más blanco.
Terminarán por tapar el cielo, pero no van a dejar lluvia. En ocasiones, habrás visto estas nubes, porque cubren por completo pero dejan ver el halo del sol.
Altocúmulos desde el aire
Las que nos avisan claramente de que de un momento a otro va empezar a llover son los altocúmulos. Son nubes pequeñas, muy próximas unas a otras, en rebaño. Desde al aire, forman una masa grande de nubes.
las nubes
Cúmulos
Otras nubes también medias, pero que tienen más desarrollo son los cúmulos o estrato-cúmulos. Te resultarán muy familiares porque, es probable, que sea la nube que más conozcas. Parece que son esponjosas y que tienen una forma de algodón. Su base es oscura en contraste con la parte superior, que es más blanca.
las nubes
Son la última avanzadilla antes de que la lluvia haga acto de presencia. Pero, también son las primeras nubes que vemos entre grandes claros de sol cuando el frente nos ha dejado, la lluvia se aleja y el cielo empieza a despejarse, como en la imagen.
Nimboestratos
Al final, llegan las nubes más potentes, las que vienen cargadas de humedad y encapotan todo el cielo para empezar a llover. Son los nimboestratos y cumulonimbos. Ambas son nubes bajas. En ocasiones son más bajas que los rascacielos de una gran ciudad o tan bajas que generan bancos de niebla.
las nubes
Tienen un aspecto uniforme vistas desde tierra firme (como en la imagen) y son grises oscuras, lo que nos indican que vienen cargadas de lluvia e inestabilidad. En caso de que las temperaturas sean muy bajas, de nieve. Verás a lo lejos cortinas de precipitación donde estén descargando
Cumulonimbos
Pero, las que nos resultan más comunes son los espectaculares cumulonimbos, que pueden crecer y llegar a medir varios kilómetros de altura. Son las típicas nubes de tormenta, con formas que nos pueden recordar a una coliflor gigantesca, a una seta enorme o al algodón. La base de es de color oscuro, de un tono negruzco o grisáceo. Mientras la parte más alta es más clara.
Cuanto más crecen, más peligrosas son, porque amenazan tormentas intensas, aparato eléctrico y lluvias importantes. Algunas adquieren forma de yunque.
las nubes
Aunque te parezca mentira, los cúmulos, cuando no se desarrollan, son nubes que nos anuncian buen tiempo. Si nos encontramos en primavera o en verano, el calor puede hacer que crezcan y acaben dejándonos alguna de las tormentas de las que hablábamos. Sin embargo, en los meses calurosos nos indican tiempo estable.
Desde hoy y durante todo el fin de semana, tienes una oportunidad única para poner en práctica esta guía básica de nubes. Poco a poco puedes ir distinguiendo unas de otras y avanzar a subclasificaciones más complejas pero igual de interesantes.