Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué el Irma se hace más fuerte sobre el mar y se debilita en tierra?

irmaReuters

La meteorología es una simbiosis entre física y química… en proporciones gigantes. Y todos los factores influyen. Tras el Harvey, el huracán Irma tiene a todo el planeta en vilo: continúa ganando intensidad, sus vientos superan ya los 300 km/hora y está en categoría 5, la máxima. Las autoridades han dado la alerta a la población: este miércoles llega a las islas caribeñas de Anguila, Antigua y Barbuda, en unos dos días estará en Cuba y Puerto Rico y, en tres, en Florida. Pero, ¿por qué el mar le fortalece y la tierra le resta fuerza?

¿Un huracán es solo agua caliente evaporada?
Efectivamente. Los huracanes nacen cuando el agua de mar caliente se evapora en zonas tropicales y asciende a toda velocidad hasta las capas más altas de la atmósfera. Ese vapor se condensa y ¿qué ocurre cuando eso sucede? Aparecen grandes nubes, muchas, que dan origen a su vez a lluvias intensas, lo que genera a su vez mucho calor.
Una cosa lleva a la otra. Mientras, más vapor de agua caliente sigue ascendiendo para alimentar más y más al monstruo meteorológico, con lo que su poder de destrucción se multiplica exponencialmente a las pocas horas.
Metamorfosis
Primero será una tormenta tropicar. Luego, si sigue engordando, pasará a llamarse huracán. Coincide en el momento en el que comienzan a soplar vientos superiores a los 120 m/hora. Y de ahí para arriba en la Escala Saffir-Simpson, que va del 1 al 5. El Irma está en la máxima y continúa ganando intensidad (es ya el más potente registrado en el Atlántico, ya que sigue sobre el mar.
Y cuando llega a tierra, ¿qué pasa?
Al llegar a tierra, la gasolina (vapor de agua del mar caliente) se acaba, así que solo queda que acabe se descargar: vientos, lluvias, etc. Será el principio de su muerte, pero hasta que se momento llegue pueden pasar, claro, varios días.
irma
El caso del huracán Harvey
Houston quedó bajo el agua del Harvey hace más de una semana aunque las primeras previsiones apuntaban a que desaparecería al tocar tierra. ¿Entonces por qué no lo hizo?
Porque se encontró con unas altas preesiones que lo obstaculizaron y volvió al golfo de México, donde volvió a crecer. Su segundo movimiento -"comportamiento errático"-, fue volver hacia Texas con fuerzas redobladas.