Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es cierto que va a dejar de haber otoño y primavera en España?

del calor al fríoeltiempohoy.es

Muchos recordamos las tardes otoñales (o primaverales) de nuestra infancia estrenando sudadera nueva, poniéndonos las primeras chaquetitas o presumiendo de ‘chupa vaquera’. Los dos equinoccios del año eran la época del conocido 'entretiempo’;  y decimos eran porque, aunque no existe una teoría fundamentada sobre la posibilidad de que las estaciones dejen de existir tal y como las conocemos, sí que, en los últimos años, hay una tendencia a que el cambio estacional sea cada vez más drástico.

La primera y esperada jornada de lluvias del otoño de 2016 ha hecho que los españoles pasemos de la manga corta a las botas, la cazadora y el paraguas en un solo día. Que levante la mano quien, en la pasada fiesta del Pilar, no comentó lo repentino que fue el cambio de tiempo, dándonos la impresión de que pasamos del verano al invierno sin gozar de un periodo de adaptación.
¿Qué está pasando, pues, desde el punto de vista meteorológico en nuestro país? Y la pregunta del millón: ¿Estos cambios tan 'locos' tienen que ver con el calentamiento global? Rosalía Fernández, directora de Meteoralia, nos contesta:
"No es que la primavera y el otoño vayan a desparecer. Cada año, los cambios de estaciones son más bruscos y por eso somos más conscientes de ellos. Es cierto que antes eran más progresivos, pero no es nada determinante: nuestra meteorología es así. En años anteriores, el invierno ha entrado de golpe o el fin del verano ha sido muy frío. El pasado junio, nevó en el Pirineo, pero no debemos achacarlo a otras cuestiones como el cambio climático. Todo esto puede ser un anticipo del clima que tendremos en el futuro, sí, pero no lo podemos asegurar".
El único dato sobre la variación estacional que nos otorgan los informes de las Ciencias Planetarias (en concreto, el de las universidades de Berkeley y Harvard) es que el día más frío y el más caluroso del año se están acercando, pero dicho acercamiento es sumamente lento: hoy se registran dos días antes que en la era preindustrial (antes de comenzara el efecto invernadero). Esto quiere decir que, si prosigue la aritmética, un día estarán tan cerca que se pasará del verano al invierno en un periodo muy corto de tiempo. Desde luego, estamos a muchísimos años de que esto ocurra, si es que llega a ocurrir.
Por tanto, las variaciones meteorológicas que experimentamos en España pueden tener más que ver con nuestra latitud, la influencia de las corrientes africanas y las del Atlántico y del Trópico, que con el cambio climático, aunque no dejan de ser un dato a tener en cuenta. Por si acaso.
De momento, el otoño ha llegado para quedarse y, este fin de semana, las temperaturas entrarán dentro de los parámetros de lo normal.