Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Habrá un colapso oceánico? Un estudio avisa del peligro del cambio de corrientes

AMOCeltiempohoy.es

¿Y si el calentamiento global estuviese afectando al régimen natural de los océanos? ¿Y si no estuviesen trasladando el calor correctamente y partes de la Tierra se congelasen? ¿Y si el clima de cada zona sufre un cambio irreversible? Aunque este planteamiento suena a ficción, un equipo de geofísicos de Yale lleva estudiando el comportamiento de los sistemas de corrientes oceánicos durante años y confirma que están cambiando. Los efectos podrían ser devastadores, al estilo del filme 'El día de mañana' en la Tierra.

El proceso sería así: Para nivelar la temperatura global de la Tierra, la madre naturaleza crea corrientes en el agua que mueven el frío y el calor hacia donde se necesite. Una de ellas es la Circulación Atlántica Meridional de Retorno (AMOC por sus siglas en inglés), que es la encargada de llevar una masa de agua densa y fría hacía el sur. Hay otra más cálida y salada (por encima de la gélida) en dirección norte.
AMOC
Hasta ahora, estos 'reajustes' de grados centígrados en el océano mantenían los modelos meteorológicos establecidos, pero un reciente estudio de la Universidad de Yale, publicado en la revista Science Advances, pone en duda que siga siendo así: la corriente que mueve el calor al norte del Atlántico podría estar al borde del colapso gracias al calentamiento global y al cambio climático.
¿Estamos a punto de sufrir una hecatombe de película?
Si llevamos las consecuencias al extremo, el panorama en la Tierra se parecería mucho al que se puede ver en la película 'El día de mañana': El calentamiento global podría colapsar AMOC y provocar la propagación del hielo marino del Ártico, el enfriamiento del Atlántico norte y la traslación de los cinturones tropicales de lluvias hacia el sur.
No obstante, es descabellado hablar de este resultado. Los geólogos coautores del estudio, Wei Liu y Zhengyu Liu, desmienten que un cataclismo de estas dimensiones vaya a producirse, pero tienen claro que el cambio climático está modificando variables (como la salinidad del agua, la temperatura del océano o la fusión del hielo) determinantes en el tiempo que hará los próximos siglos.
Aunque podría sufrir variaciones en un futuro, este estudio pone en tela de juicio los modelos meteorológicos actuales y propone un giro de 180 grados a, lo que se había considerado hasta ahora, un sistema de circulación oceánica estable.
AMOC