Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una gran borrasca se nos viene encima: te contamos la previsión de este fin de semana

apertura tiempo findeeltiempohoy.es

¡Corre! Asómate a la ventana y mira el Sol, porque va a ser la última vez que veas el cielo tan despejado este fin de semana. Algunos (los del norte) llevan ya un par de días sin descansar de las lluvias y los nubarrones. Esta mañana, el Cantábrico alcanzaba su nivel más alto de inestabilidad con olas de hasta 5 y 6 metros de altura. El viento no para de soplar desde el oeste y es un 'mal' que se va a extender por toda la península… ¿Podrá soportar nuestro paraguas la fuerza de las ráfagas? Te damos la previsión para el sábado y el domingo.

Te sugerimos que este fin de semana te decantes mejor por el chubasquero. La borrasca va a dejar viento y nubarrones tormentosos en el tercio norte peninsular y en puntos del interior. En las zonas más altas, la lluvia se convertirá en nieve y las temperaturas experimentarán una bajada general. Esta es la previsión para cada día
SÁBADO
SABADO
Las lluvias son noticia. Se esperan precipitaciones muy abundantes y persistentes en el Cantábrico, especialmente, en Galicia. El noreste se presenta también con nubes, aunque no tan amenazantes. Las tormentas gallegas, a medida que vaya cayendo la tarde, ocuparán parte de Castilla y León. Todo ello, acompañado de fuertes rachas viento, procedentes del suroeste, y nieve a cotas entre los 1.400 y los 1.700 metros de altura en la Cordillera Cantábrica.
Algo mejor es el temporal en el interior: allí, los cielos van a estar encapotados todo el día, pero las nubes no amenazan lluvia.
La nota discordante la dan los del sur: los efectos de la borrasca allí no van a notarse. Solo se espera alguna nube alta fruto del arrastre del viento de dirección variable. Nada importante. Además, las temperaturas persisten en torno a la marca de los 20 grados en Andalucía, panorama muy diferente al del resto de la península: los termómetros en el norte llegarán a los 14 y 15 grados a las tres de la tarde, y en la Meseta Norte y en el centro, a los 10 y 11 grados.
DOMINGO
DOMINGO
A estas alturas del fin de semana, las lluvias ya habrán alcanzado puntos del interior y Extremadura. Las precipitaciones serán persistentes y abundantes y podrían extenderse al resto de la península. La nieve, esta vez, podría caer en el Sistema Ibérico y en los Pirineos, pero a cotas muy altas (1.600 y 1.800 metros).
Mientras la fachada atlántica intenta sobrevivir a la violencia de la borrasca, en el Mediterráneo todo es anticiclónico: alguna nube media y alta. Eso sí, las temperaturas en esta zona van a descender 4 y 5 grados.
No hay mal que por bien no venga. Gracias a los chaparrones del norte y oeste, la presión baja y las temperaturas suben un poco con respecto al sábado (2 o 3 grados).
Los vientos componente suroeste siguen con ráfagas fuertes de en toda la Península, principalmente, en Galicia, a orillas del Cantábrico, en los Pirineos y en Ampurdán. Las Baleares también cuentan con viento, aunque algo más moderado, y en las Canarias, los alisios soplan con frecuencia variable.