Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Candelaria: así funciona nuestro propio Día de la Marmota ibérica

marmota ibéricaeltiempohoy.es

Aunque a muchos nos suene más el Día de la Marmota que la fiesta de la Candelaria, lo cierto es que ésta última lleva muchísimos más años con nosotros: es una fiesta religiosa “de toda la vida” que, según algunos investigadores, tuvo su origen en la antigua Roma, donde la procesión de las candelas formaba parte de la fiesta de las Lupercales. Se celebra igualmente cada 2 de febrero, coincidiendo con el ecuador del invierno y, del mismo modo, pretende predecir cómo será lo que queda de estación. La diferencia está en que, en vez de utilizar una marmota, tenemos osos, cigüeñas, y otros elementos para hacer nuestros pronósticos. Y todos se enuncian en forma de refrán. 

Nuestras ‘marmotas’ son los osos y las cigüeñas
El refranero español enuncia que "por la Candelera, sale el oso de la osera, pero si hace mucho frío se vuelve a ella". Eso significa que si el oso sale de su madriguera, el tiempo será bueno; si se vuelve a ella, es que nos esperan días de frío.
Algo parecido pasa con el avistamiento de las cigüeñas: "el día de la Candelaria, la cigüeñal en las campanas; y si no hace frío, la golondrina buscará su nido".
La meteorología de la Candelaría y la previsión del invierno
Que haya niebla hoy, según la tradición, puede indicar que la primavera está a la vuelta de la esquina: "si la Candelaria llora, el invierno está fuera; si no llora, ni dentro ni fuera". Otros utilizan la lluvia como elemento de previsión: "si llueve por la Candelaria, apaga la brasa", que da a entender que si hay precipitaciones ese día, ya no será necesario volver a calentar las casas por el frío.
Otros refranes sobre el Día de la Virgen de la Candelaria en los que la nieve es protagonista son: "el día de la Candelera, invierno fuera; pero si no ha nevado y quiere nevar, invierno por comenzar"; “Eel día de la Candelora, que llueva o que no llueva, ya está el invierno fora, y si llueve y hace viento, el invierno sigue dentro"; o bien "que la Candelaria llore o cante, invierno atrás y adelante".