CONOCIDA COMO 'DANA'

¿Cómo se forma la gota fría en el Mediterráneo?

Es típica de las primeras semanas del otoño en el área del Mediterráneo

Etiquetas:

Estos días se cumple la efemérides de uno de los episodios de lluvia más intensos que hemos tenido en la Península.

Dana

Del 1 al 3 de octubre de 1954, la Marina Alta registró casi 1.000 litros de agua por metro cuadrado. En concreto, Jávea alcanzó la marca histórica de 978 l/m2. La media al año en esta localidad y otras límitrofes del norte de Alicante y sur de Valencia se encuentra en torno a los 550-600 l/m2. En otras palabras, cayó en tres días casi lo equivalente a dos años.

La razón de que se acumulara tal cantidad de precipitación no fue otra que la presencia de una DANA o lo que clásicamente hemos llamado 'gota fría'. En estos episodios periódicos el cielo se desploma literalmente con acumulados de precipitación récord en corto espacio de tiempo provocando cuantiosos daños materiales y, en los peores casos, víctimas mortales. 

Una de las últimas gotas frías más intensas que se recuerdan fue la que asoló la localidad de Calpe, vecina de Jávea, también en la Marina Alta, en el año 2009. Casualmente, otra tromba de agua arrasó la parte baja de este turístico pueblo el 12 de octubre de 2007. A raíz de ambos desastres, el gobierno municipal tomó una serie de medidas para evitar o paliar en la medida de lo posible los efectos de estas lluvias torrenciales en un futuro.

Y es que el fenómeno de la 'gota fría', cada vez más citada como 'depresión aislada en altura' o DANA (término más correcto), es típica de las primeras semanas del otoño en el área del Mediterráneo, especialmente, la Comunidad Valenciana. No sucede por norma todos los años, pero los vecinos de estas regiones están muy familiarizados y conviven con él. 

De hecho, si alguna vez has pasado tus vacaciones en Levante te habrás dado cuenta de que en áreas comerciales y otro tipo de superficies los aparcamientos no son siempre subterráneos sino que se construyen en altura. Precisamente, esta es una de las medidas que se adoptan para proteger los vehículos de las riadas que suelen desbordar las calles y avenidas arrastrando todo a su paso. 

Por esa misma razón, en algunos de estos pueblos costeros se han sustituido las balaustradas de piedra de los paseos marítimos por otras formadas de cordones de acero que permiten que el agua de la lluvia torrencial siga su curso hasta desembocar en el mar sin que se generen tapones con la maleza, piedras y otros objetos arrastrados que puedan incrementar los daños. 

O las ramblas. A menudo verás canales secos en tus desplazamientos a Levante. Son las ramblas, construidas ad hoc para canalizar las enormes cantidades de lluvia que caen desde las montañas prelitorales hasta la costa.

Autopistas de aire

Nosotros vivimos estos episodios a ras de suelo, pero lo crucial sucede encima de nuestras cabezas: en la atmósfera. A determinada altura soplan constantemente vientos muy intensos canalizados en forma de corrientes, como si fueran 'ríos o autopistas de aire' distribuidos por todo el planeta. De forma periódica, en estas corrientes se quedan aisladas bolsas de aire frío, quedando al margen de la circulación general. Es ahí cuando se gesta la DANA gracias, sobre todo, a su principal combustible: el contraste de temperatura en estas fechas entre la temperatura del mar y la bolsa de aire frío.

A finales de septiembre y durante el mes de octubre, la temperatura marítima es aún muy elevada. Ha ido sumando grados conforme avanzaba el verano y puede llegar a situarse muy próxima a los 30 grados en las costas del sur de Valencia, Alicante y sur de Baleares. Si una bolsa de aire frío queda aislada de la corriente atmosférica sobre cualquiera de estas zonas se encuentra con una temperatura del Mediterráneo muy alta. Aquí está la clave de la virulencia de la DANA.

Cuanto mayor sea el contraste entre aire frío y cálido más intenso será el episodio. Además, el mar aporta humedad. Quienes vivan en la zona de Levante saben que cuando soplan los vientos del este (mar-tierra) ese aporte húmedo contribuye a generar más nubosidad cargada de precipitaciones. Este tercer factor de inestabilidad alimenta aún más la posibilidad de que las lluvias, además de intensas, sean persistentes. Así ocurrió en el episodio de Jávea del 1 al 3 de octubre de 1954.

Estos últimos días hemos asistido a una DANA típica de principios de otoño, que ha afectado a todo el Mediterráneo, desde Cádiz hasta Girona. No es casual que afectara a todas las zonas costeras. Es ahí donde la gota fría encuentra la gasolina para poner en marcha el motor de la inestabilidad y descargar importantes cantidades de lluvia en cortos periodos de tiempo durante varios días hasta que en la atmósfera se restablece la circulación de esa corriente.

------------------------------------

* Marcos Fernández (@marcosfdezfdez) es periodista especializado en Meteorología.

Déjanos tu opinión

'El tiempo hoy', en redes sociales

Publicidad

La previsión meteorológica

Siguen hoy las lluvias en el sur y se extienden al Mediterráneo

 Después de un fin de semana pasado por agua, el lunes se mantiene con fuertes chaparrones, pero no por mucho tiempo.

BÁJATE NUESTRA APP

Descubre una nueva forma de entender el tiempo con El Tiempo Hoy

La aplicación meteorológica de Mediaset, El Tiempo Hoy, disponible para dispositivos iOS y Android. Una nueva forma de entender el tiempo que va más allá de las meras predicciones meteorológicas.

Para guardar tus favoritos, accede al tiempo de tu localidad a través del buscador y activa la estrella que está al lado del nombre de la localidad. Debes conectarte para crear tus favoritos.

Conéctate

Ya tienes guardados el máximo de favoritos posible.
Recuerda que puedes eliminar y hacer nuevos

    Publicidad