Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Puede un iceberg artificial cambiar el clima de un país? En Emiratos están convencidos

Iceberg EmiratosEl Tiempo Hoy

Una posible solución para humidificar los territorios desierto expuesto a grandes sequías. Mover hasta ellos un iceberg de la Antártida. Al menos, eso es lo que cree una consultora de Emiratos Árabes, que ha propuesto un plan consistente en remolcar grandes bloques de hielo desde la Antártida hasta la costa de Fujairah, al este del país. El proyecto parece una locura, pero ven en serio, hablan de que se hará efectivo en 2018, que aguantarán sin derretirse, y tan solo haría falta esperar un año para poder ver los primeros resultados, según su estudio. ¿Llegaremos a ver pingüinos y osos polares en las playas de Dubái?

Si bien es cierto que aún necesita la autorización de los Emiratos, según los organizadores, el proceso sería mucho más sencillo de lo que parece: "Nuestro simulador predice que llevará hasta un año remolcar un iceberg a los Emiratos. Comenzaremos el proyecto a principios de 2018", ha afirmado Abdullah Mohammad Sulaiman Al Sheh, director del equipo organizador, quien, además, ha sacado de dudas a aquellos que cuestionan la posible supervivencia del hielo por el calor. "Los icebergs no se derriten fácilmente: hasta el 80 por ciento de las estructuras masivas están bajo la línea de agua y el hielo expuesto refleja la luz solar, y no absorbe fácilmente el calor del sol", apunta.
Según asegura la consultora National Advisor Bureau Limited, la transformación del clima de la zona sería inmediata. Y lo demuestran con datos. El estudio presentado por la promotora asegura que los icebergs causarían un agujero atmosférico que traería importantes tormentas al Golfo Arábigo y a la parte meridional de la Península Arábiga. Justo lo que necesitan para acabar con la escasez de agua dulce. 
Dubai
El clima húmedo del Mar Arábigo también ayuda. El aire condensado de la zona se elevaría, se enfriaría y, por tanto, llenaría las nubes de agua. Et voilà! El cambio en el clima estaría asegurado, según los promotores.
Beneficioso también para el turismo
A todo esto, además, habría que sumarle el impacto en el turismo. ¿Un desierto con icebergs? Eso no tiene desperdicio. Incluso algunas regiones de los Emiratos podrían dejar de estar cubiertas de arena para convertirse en grandes prados verdes en cuestión de una década. ¡Para que luego digan que la lluvia solo nos trae problemas!