Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo influye el tiempo en las elecciones?

Eleccioneseltiempohoy.es

Muchos políticos consultarán la predicción meteorológica este sábado antes de irse a dormir y la mayoría amanecerá el domingo, día de elecciones generales, mirando hacia el cielo y cruzando los dedos para que no llueva. Y, según diversos estudios, lejos de dejarse llevar por una simple creencia popular, el tiempo sí influye en el número de votos y en la tendencia de los indecisos.

Tras una intensa campaña electoral marcada por lo que parece el fin del bipartidismo, durante los últimos días -y pese a la agresión que sufrió Mariano Rajoy- en la mente de todos ha estado bien presente ese 41% de electorado dubitativo; el sol o la lluvia podrían ser uno más de los factores determinantes que inclinarán la balanza hacia uno u otro lado este 20 de diciembre.
Se sabe que la elección de la papeleta puede estar condicionada por el atractivo de cada candidato –los más guapos suben puntos-; por el vestuario; por la comunicación no verbal de los aspirantes y por otros muchos detalles que capta nuestro subconsciente y los procesa en el nivel de las emociones sin que casi podamos registrarlo conscientemente. Pero, ¿qué ocurre con el tiempo?
Existen varias investigaciones que demuestran que la lluvia interviene en un descenso de la participación y que el sol -acompañado de una buena temperatura-, la aumenta. Sabiendo que el agua puede frenar la ganas de cumplir con el deber demócratico de algunos, especialmente en zonas donde no llueve habitualmente, los políticos suelen animar a los votantes a salir de casa aunque caigan chuzos de punta.
Según un análisis realizado en Holanda, si el día de las elecciones en el que caen 25mm de lluvia se reduce la tasa de participación en un 1%; mientras que el aumento de 10º C en la temperatura tiene correlación con un aumento de casi el 1% de la participación total. Claro que Holanda no es España y esos datos aquí podrían variar -especialmente en el centro y en el sur-, donde las precipitaciones nos molestan más y estamos muy acostumbrados a los beneficios solares.
Si pese a llover a cántaros, un indeciso decide ir a votar, los políticos tendrán que enfrentarse a otro factor incontrolable: cómo han influido los nubarrones en el estado de ánimo de los electores. "El mal tiempo deprime al votante y esto disminuye su tolerancia al riesgo por lo que será más propenso a votar a los candidatos que le den sensación de seguridad", según explica en su estudio Anna Bassi, de la Universidad de Carolina del Norte. En nuestro caso, esa seguridad estaría depositada en lo viejo y conocido más que en lo nuevo.
Chubascos débiles
Este domingo las condiciones atmosféricas podrían influir en algunas zonas en los índices de participación o la expansión del mal humor entre los ciudadanos, sin embargo, no será mucho porque aunque se espera que llueva en todo el oeste de España, serán precipitaciones débiles. Rosalía Fernández, meteoróloga de Mediaset, asegura que precisamente este domingo variará la situación que venimos viviendo en los últimos meses de estabilidad y altas temperaturas, que contribuyen al aumento de la contaminación y a que los embalses continúen muy por debajo de los niveles esperados y necesarios. Entonces, pese a que podría ir en contra de los partidos políticos, este 20 de diciembre "será un día "bombón" porque nos traerá algo tan bueno como un poco agua. Cambiará el cielo, aunque sólo lo hará ese día, y en todo el oeste peninsular tendremos chubascos moderados, que podrían dar un alivio a algunas zonas de España, aunque estará restringido al oeste; excepto en el caso de Madrid, que podría caer algo de agua en la sierra", según explica la meteoróloga.
"Eso sí, habrá un descenso generalizado de las temperaturas en todas partes, incluidas las Islas Canarias", añade Rosalía Fernández. Los cielos y las temperaturas volverán el lunes, sin embargo, al mismo punto de las últimas semanas, es decir, prácticamente despejados y con el mercurio alto para la época. Será difícil que en el plano político, los partidos disfruten de una estabilidad parecida a la que auguran los meteorólogos para el cielo.