Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Se descubren 12 nuevos tipos de nubes!

asperitaseltiempohoy.es

El cielo nos trae nuevas sorpresas. Tras 30 años sin ser actualizado, el Atlas Internacional de Nubes ha sido reeditado con motivo del Día Meteorológico Mundial, que se celebra este jueves 23 de marzo por la Organización Meteorológica Mundial (OMM). El Atlas, que esta vez es 'online', llega con importantes novedades, entre las que destaca la presencia de 12 nuevos tipos de nubes. Uno de ello es el famoso asperitas, una especie de nube ondulada parecido a la superficie del mar.

Además, en el atlas se incluyen nuevas categorías, tales como contrails, que son el rastro de vapor que dejan los aviones; y volutus, una masa nubosa en forma de tubo horizontal gigante. La publicación también da información sobre otros fenómenos meteorológicos como el arcoíris, los halos, o los rarísimos tornados de nieve.
Una actualización más que necesaria
La primera publicación de este manual se hizo a finales del siglo XIX, y su última actualización data de 1987, antes de la era Internet. Treinta años después, el atlas será digital y aún no está muy claro si tendrá versión en papel. En él, hay imágenes, definiciones y explicaciones consensuadas por los 191 países y territorios miembros de la OMM, un organismo perteneciente a Naciones Unidas.
El volutus se convierte oficialmente en una nueva especie
La clasificación de las nubes es muy parecida a la que se hace de los animales, con géneros, subgéneros, especies, etc. Este sistema, que data de 1803, se mantiene hasta nuestros días, con diez géneros de nubes, que describen en qué parte del cielo se forman (altas, medias y bajas) y su apariencia aproximada. Se trata de la clasificación más básica que hay y, a partir de ahí, se complica. 
Los diez géneros se subdividen en especies, que describen la forma y la estructura interna de la nube, y en variedades, que describen la transparencia y la distribución de las nubes. Y aquí es donde hay una novedad, porque la OMM ha añadido una nueva especie: volutus o 'nube enrollada', una masa nubosa en forma de tubo horizontal, alargada y típicamente baja que parece enrollarse.
nubes atlas
*Imagen: esto es un volutus, la única nueva especie incluida en el Atlas / Shirley R.
Se han añadido cinco nuevos rasgos complementarios, que son formaciones que sólo aparecen en conjunción con algunos de los géneros principales: asperitas, cavum, cauda (a menudo conocida como "nube de cola"), fluctus (generalmente conocida como 'onda de Kelvin-Helmholz') y murus (conocida como 'nube de muro').
nubes kevin
*Imagen: nubes fluctus, desde este miércoles un nuevo tipo de formación
El más conocido de los rasgos complementarios es asperitas (sustantivo latín que significa aspereza), formación particular que se asemeja a la superficie rugosa del mar vista desde abajo y que, durante años, se ha pedido que se incluyera como una nueva clasificación.
Se ha incluido también una nueva nube accesoria, flumen. Conocida habitualmente como 'cola de castor' se asocia a las tormentas convectivas de fuerte intensidad que generan las llamadas supercélulas.
nubes atlas
*Imagen: Asperitas, el nuevo tipo de nube que toda la comunidad estaba esperando / Gary McArthur
Cinco nuevos tipos de nubes especiales
El nuevo Atlas Internacional de Nubes también propone cinco nuevas nubes especiales: cataractagenitus, flammagenitus, homogenitus, silvagenitus y homomutatus. Estas nubes especiales están influenciadas por las grandes cascadas, el calor de los incendios forestales, la saturación del aire sobre de los bosques y el ser humano. Así, el ejemplo más común de la especie 'homogenitus' son los contrails, estelas de condensación producidas por los gases de escape de los motores de las aeronaves.
nubes atlas
*Imagen: Estos son los contrails, producidos por los gases de escape de aviones / George Anderson
No conocemos bien las nubes
El lema de este año de la celebración del Día Meteorológico Mundial es 'Entendiendo las nubes'. La idea es concienciar de la importancia de esta porque, tal y como ha indicado el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, "son fundamentales en el equilibrio energético, el clima y las condiciones meteorológicas de la Tierra".
"Si queremos predecir el tiempo, debemos entender las nubes. Si queremos modelizar el sistema climático, debemos entender las nubes. Y si queremos predecir la disponibilidad de recursos hídricos, debemos entender las nubes", ha añadido el secretario.