Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué son los ‘pilares de luz’? El fenómeno óptico de las noches urbanitas de invierno

pilares de luzmeteorologiaenred.com

Aunque observarlos es una experiencia casi mágica, incluso hipnótica, esta ilusión visual no es nada recomendable para el medio ambiente. Las columnas de luz que se ven en numerosos puntos del planeta no son más que el fruto del derroche de luz de los humanos, es decir, contaminación lumínica, mezclado con otro ingrediente 'meteo'… los cristales de hielo que hay en la atmósfera. Te lo contamos en detalle.

*FOTO: Pilares de luz en Jackson, Wyoming, Estados Unidos/ Fuente:meteorologiaenred.com
Para que puedas disfrutar de este efecto, se tienen que dar varias circunstancias. Primero, que haya frío, lo que hará que el vapor de las nubes se convierta en pequeños cristales de hielo. En segundo lugar, estas diminutas partículas de agua helada bajan al aumentar su peso hasta quedar a pocos metros del suelo y actúan como pequeños espejos de la luz artificial que desprenden las ciudades.
Es necesario que haga mucho frío
Y cuanto más frío haga, más se multiplicarán esos 'espejos' de hielo. De modo que, en muchas ciudades del mundo, esas nubes bajas hacen que se reflejen en el cielo sus propias farolas, anuncios luminosos y los focos. En lugar de un simple destello, se verán columnas de luz 'permanentes' de abajo a arriba. 
Los 'pilares de luz' (o 'de contaminación lumínica') se ven mejor cuanto más nos alejamos del centro de las ciudades, es decir, del foco de origen. Se ven mucho en Alaska, Nueva York o Canadá, donde las temperaturas en invierno son muy gélidas. Pero también se han encontrado a 30 kilómetros de Irán, y es que los termómetros en las noches de desierto son extremadamente fríos.