Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo salvar la vida de los gatos que se cobijan del frío en los motores de los coches

gatitos cocheseltiempohoy.es

Ahora que España está registrando temperaturas gélidas que han provocado históricas nevadas en el litoral mediterráneo, sobrevivir a la noche en plena calle es una heroicidad. Los animales callejeros sufren, como todos, los estragos del frío y, por eso, la Policía Nacional ha recordado en Twitter que los gatos suelen meterse en los motores de nuestros coches buscando calor. Para que tengamos cuidado.

El calor que desprenden los motores de los coches es una llamada de cobijo para los gatos que viven en la intemperie. Existe una falsa leyenda de que sólo los más pequeñitos caben dentro de los capós, pero no es cierto. Felinos adultos también pueden acoplarse entre las ‘venas’ de los coches si se lo proponen. De hecho, muchos de ellos han sido encontrados en posturas imposibles con tal de no congelarse cuando la vida en la calle resulta insoportable.
El consejo de la Policía Nacional es sencillo: dar dos golpes en el capó puede asustar a los gatos y hacer que salgan por su propio pie. También podemos estar atentos unos segundos por si oímos maullidos, pues muchos de ellos se quedan encajados y no se pueden mover.
gatito coches 2