Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Te ha sorprendido la niebla? Seis trucos para llevarte bien con ella en carretera

coche nieblaeltiempohoy.es

Seguro que a ti también te ha pasado. Esta mañana te has levantado, has abierto las persianas y el panorama te ha dejado con la boca abierta. Madrid y otras provincias del centro se han despertado cubiertas de una densa y abundante niebla que no te dejaba ver más allá de 10 metros. El consejo que te damos para evitar complicaciones es que no cojas el coche en la medida de lo posible… pero, si no tienes más remedio, te contamos cómo actuar para que llegues a tu destino sano y salvo.

La niebla son partículas de agua en suspensión que vienen del suelo. Este fenómeno meteorológico provoca humedad en la carretera, en los cristales y en el motor de tu coche, poniendo en peligro la conducción. Sigue este ritual antes de salir del garaje y mientras conduces.
1. Neumáticos como los de un coche de Fórmula 1
Estas gotas que se encuentran en el ambiente pueden condensarse y dejar húmedo el asfalto. Para que no te resbales, pon a punto tus neumáticos.
2. Modera tu velocidad
Que lleves unos neumáticos a recién estrenar no significa que puedas correr como Speedy Gonzales. Piensa que no vas a ver nada y que, teniendo el suelo como una pista de patinaje, no vas a poder frenar a tiempo. Ves más despacio que de costumbre, mantén la distancia de seguridad con el resto de los coches y no pises el freno a fondo para que tus ruedas no se bloqueen.
3. Tu sistema de ventilación y aire acondicionado tienen que funcionar a la perfección
En cuanto te metas dentro del coche, vas a ver que tus cristales están completamente empañados. Enciende el aire para compensar la diferencia de temperatura exterior e interior.
4. Parabrisas para el camino
Aunque desempañes los cristales antes de salir de casa, recuerda que la niebla sigue en el ambiente y el vaho se puede volver a formar en los cristales. Para ello, te aconsejamos que actives tu parabrisas de manera intermitente durante el viaje.
5. ¿Y si el vaho se forma dentro del coche? Ventila hacia los cristales
Elimínalo dirigiendo el sistema de ventilación hacia los cristales. Si persiste, vas a tener que aguantar un poco el frío de fuera y abrir las ventanillas para que desaparezca.
6. Sí, no ves nada, pero las luces largas no son la solución
Las 'largas' son un peligro para estos días. La luz rebota en las gotas de agua que forman la niebla y nos dejarán sin visibilidad, tanto a nosotros como al que viene de frente. La mejor opción son las 'antinieblas' cuando no vemos a menos de 100 metros de nuestra nariz. Las que son delanteras dan luz a ras de suelo y son las más imprescindibles. Si nuestro coche también cuenta con traseras, actívalas siempre que la niebla sea muy densa y así el resto de conductores podrán verte sin problemas.
niebla coche