Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las temperaturas llegan a los 40 grados a mediados de mayo, ¿qué está pasando?

Como si hubiera llegado el verano con dos meses de antelación, esta semana los termómetros en España han subido entre 7 y 12 grados más de lo habitual en todo el país. La culpa de esta subida –que pondrá a muchas ciudades de la mitad sur peninsular al borde de los 40ºC- la tiene “una masa de aire cálido y seco de origen africano”, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Este miércoles, los calores serán incluso peores en varias zonas de las cuencas del Guadalquivir y del Ebro. En las Islas Canarias la AEMET ha declarado alerta naranja debido a “las altas temperaturas que se alcanzarán en la zona oriental del archipiélago” y al polvo en suspensión que comenzará a llegar del Sáhara esta misma tarde.  
Rosalía Fernández, meteoróloga de Mediaset, ha recordado que hay que tener especial cuidado con el índice de radiación ultravioleta, que alcanzará el nivel 10 (el 11 ya es extremo) en casi toda España. “Mucho cuidado con el sol, sumamente dañino, porque ahora sin nubes puede darse una situación peligrosa”, advierte.
¿Pero qué está pasando? Ese aire cálido llegado de África combinado con cielos poco nubosos y vientos débiles son los responsables de sumar grados en el termómetro. Todo esto se parece mucho  al calor veraniego, sin embargo tenemos la suerte de que las mínimas no son iguales a las de julio y agosto y el calor será menos sofocante.
Consuelo pequeño porque de momento hay que pasarlo y, ojo, porque en lugares como Cáceres y Badajoz se alcanzarán los 38ºC; Zaragoza podría rozar los 40 y Sevilla, superarlos. El miércoles podríamos enfrentarnos a uno de los días más calurosos de mayo en las dos últimas décadas y, sin embargo, la mayoría de los meteorólogos no se arriesgan a relacionarlo con el cambio climático, aunque advierten que si sigue subiendo la temperatura media global nos enfrentaremos a más fenómenos como el de estos días.
Sea lo que fuere, si este veranillo de mayo te ha pillado con todo el vestuario estival guardado, aprovecha el fin de semana para ponerte al día porque, aunque entre el jueves y el viernes bajarán un poco las temperaturas, el calor seguirá sin darnos un respiro hasta el 20 de mayo. Después, ya veremos.