Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Crees que hace frío? Pues este el punto más gélido del planeta: -93,2 ºC en verano

frioeltiempohoy.es

Si piensas que estos días hace frío, consuélate con las temperaturas más bajas del planeta. Científicos de la NASA y del Servicio Geológico de los EEUU (USGS) han señalado un lugar de la Antártida oriental, llamado Domo Fuji, donde se registró el valor más bajo, con -93,2ºC el 10 de agosto de 2010. 

Ahora que estamos en pleno invierno y atravesando una de las épocas más frías del año no está de más recordar cuáles son los lugares más fríos del planeta para sentirnos más reconfortados y pensar que nuestra manta y el plumas no son un mal plan, teniendo al menos en cuenta las temperaturas que hay (y sufren) en otros lugares del planeta…
El sitio más frío de la Tierra
Es una cifra para quedarnos congelados con solo pensarlo: científicos de la NASA y del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) encontraron un lugar a lo largo de la cordillera en la meseta antártica oriental, denominado Domo Fuji, donde la temperatura en una clara noche de invierno llegó a desplomarse por debajo de los 93 ºC bajo cero. 
Este récord de temperatura extrema se descubrió analizando 32 años de valores y datos de varios instrumentos satelitales. Gracias a ello, se encontró que las temperaturas se hundieron a mínimos históricos docenas de veces en unas vaguadas cerca de Argus y Fuji, dos cumbres de la plataforma oriental antártica.
frio
La explicación científica
Los investigadores llegaron a la conclusión de que estos valores tan extremos se alcanzan debido a que las temperaturas caen rápidamente cuando el cielo está despejado. Si los cielos están despejados durante unos días, el terreno se enfría y crea una capa de aire muy frío por encima de la nieve y el hielo. Esta capa de aire se desliza por las pendientes de estas vaguadas, donde queda atrapado y el enfriamiento continúa. 
Congelados en pocos minutos
Si tuviéramos que sufrir estas temperaturas nos encontraríamos con que nuestros órganos comenzarían a congelarse en pocos minutos. Estos registros están muy por debajo de los puntos en los que el CO2 en el aire se solidifica (-78,5 ºC), así que nuestros ojos, nariz y pulmones serían un cubito de hielo en cuestión de segundos.
frio
Anterior mínimo, en la base rusa de Vostok
Pese a que es un territorio vasto, más grande que muchos países, apenas hay una sola y minúscula población. Y no es para menos: sus -89,2 ºC registrados en la base rusa de Vostok, en 1983, es una fresca carta de presentación para quienes se planteen vivir en una zona invernal como ésta.
En realidad es una Estación de Investigación Científica que se encuentra en el polo sur magnético, a una altura de 3.500 metros sobre el nivel del mar. Cerca está ubicado el lago de Vostok, uno de los más grandes del mundo, cubierto bajo unos glaciares.
Una aldea con 9 meses de invierno
Para excéntricos y aventureros a los que el frío extremo no les impida viajar recomendamos la aldea Oymyakon, ubicada a 7.000 kilómetros de Moscú, en la República de Yakutia. Con apenas 500 vecinos, tiene el récord de lugar habitado más frío del planeta, con una temperatura de -72,1 ºC, que fue registrada en 1926.
Su nombre significa "agua que no se congela", y se debe a la presencia cercana de una fuente de aguas termales, que resultó ideal para la instalación de la ciudad.
Aun así, durante sus 9 meses de invierno es frecuente que la temperatura ronde los 60 ºC bajo cero. Por suerte, se encuentra en un valle, rodeada de montañas que detienen el viento y que hacen que las temperaturas sean relativamente soportables, hasta el punto de que en el breve verano se alcanzan hasta los ¡¡35 ºC!!.
frio
El contrapunto, en Irán
En contraposición, el lugar más cálido detectado en el planeta, también a través de la observación satelital, es el desierto de Lut, también llamado 'trigo quemado'. Se encuentra en el sureste de Irán y llegó a alcanzar los 70 ºC en 2005.
A esa temperatura se puede freír un huevo sobre la superficie de la tierra, apenas existe vida animal o vegetal y el cuerpo humano tardaría solo unos segundos en sufrir un fallo orgánico.