Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cielo de Madrid se llena de luces para celebrar la llegada del invierno

A partir de esta noche los días comenzarán a ser más largosCelia Molina

Si, habitualmente, Madrid no está muy orgulloso de su cielo por la contaminación, la pasada noche del 21 de diciembre, la ciudad presumió de firmamento. Cientos de personas se reunieron en los alrededores del Puente del Rey para celebrar el solsticio de invierno como lo hacían las antiguas civilizaciones: con un festival de luz. Y no es casualidad ya que, a partir de esta fecha y cada vez un poco más, los días comenzarán a ser más largos, en su camino hacia la primavera. Yupi. 

El anunciado desfile de farolillos que daba la bienvenida al cambio de estación comenzó con puntualidad británica. A las 19.00h y, para sorpresa de todos los que esperaban un pasacalles normal y corriente, una banda de músicos vestidos con trajes de luces led, empezó a tocar para calentar el ambiente (y falta que hacía). El frío no pudo parar a una multitud cargada con faroles iluminados de todos los tipos y colores, con antorchas, velas y hasta con luciérnagas voladoras.
 
A partir de esta noche los días comenzarán a ser más largos
A partir de esta noche los días comenzarán a ser más largos
La sensación de la noche fue, sin lugar a duda, el festival de farolillos incandescentes que muchos ciudadanos lanzaron al vuelo. El ritual iba por pasos: primero, se encendía la pastilla adherida al farol y se esperaba con impaciencia hasta que se llenara de aire. Después, todo el que estuviera alrededor debía pedir un deseo (la que redacta pidió muchos más años escribiendo para vosotros) y, por último y sin excepción, todo el mundo gritaba de alegría al ver como el globo de luz se alejaba por el cielo madrileño, libre y cargado de esperanza.
A partir de esta noche los días comenzarán a ser más largos
A partir de esta noche los días comenzarán a ser más largos
Después de una hora y media admirando y observando los luceros que padres, madres, niños y abuelos habían confeccionado para participar en el evento (algunos hasta llevaban luces de Navidad atadas al cuerpo) y de algún que otro pequeño incidente –un farol que cayó antes de tiempo incendió la rama de un árbol, pero el fuego fue inmediatamente controlado- llegó el momentazo. Sobre la rivera del Manzanares se lanzaron fuegos artificiales, quedando inaugurado el solsticio de invierno como se merece: a lo grande. 
A partir de esta noche los días comenzarán a ser más largos
Esta ha sido la primera vez que la capital española celebra la noche más larga y más oscura del año y esperamos que se convierta en una tradición que se adhiera a nuestra cultura para siempre.
A partir de esta noche los días comenzarán a ser más largos