Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

No sin mi caña: ¡la lluvia podría encarecer tu cerveza un 11% el verano que viene!

cerveeltiempohoy.es

Sol, playa, chiringuito y caña bien fría. Este placer humano y divino puede costarte algo más caro el próximo verano. Las posibilidades de que la cerveza suba un 11% su precio son muchas y la culpa la tienen las lluvias, a veces inundaciones, que han sufrido este año Francia y Alemania, principales proveedores de cebada europeos. Ya se sabe: el aleteo de una mariposa en Bremen puede provocar una tormenta en Málaga.

El tiempo no solo influye en tus actividades, estilo de vida e incluso estado de ánimo, el tiempo también influye en nuestros bolsillos. Gran parte de las materias primas o productos que consumimos provienen de la tierra y el clima es su principal fuente de energía. Factores como la lluvia, frio o calor en grandes o pocas cantidades puede afectar a las cosechas.
Los principales proveedores de cebada de Europa son Alemania y Francia. A lo largo del año hemos podido observar en las predicciones meteorológicas que estas zonas han sido azotadas por fuertes lluvias, en su justa medida hubieran sido de gran ayuda para la cosecha pero ya sabemos que los excesos nunca son buenos y así ha ocurrido. ¡La producción de cebada ha disminuido 21% en Francia y 9% Alemania con respecto al año pasado!
cerveza
Al haber menos materia prima se reduce la oferta, pero la demanda se mantiene lo que supone una subida. "Los precios se trasladan enteramente a los cerveceros. No hay otra forma, porque los márgenes son muy pequeños", explica Thomas Druivenga, consejero delegado de Avangard Malz, empresa productora de malta de cebada. Aunque la subida no será muy grande a la larga tendremos que pedir alguna cañita menos con nuestros amigos.
Pero las malas noticias no vienen solas y no solo la cantidad de la cebada depende del clima sino también la calidad: "Este año es complicado para conseguir buena calidad", contó Andries de Groen, ejecutivo de Evergrain Germany, "Por suerte, venimos de una muy buena cosecha el año pasado, por lo que hay mucho stock que suavizará la transición". 
campo