Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así ha sido la gran granizada con la que Asturias despide agosto

Asturias ha notado una brusca bajada de las temperaturas. Si hace tan solo unos días disfrutaban de un caluroso verano, en cuestión de unas horas el cielo se cerró y comenzó una repentina lluvia que pocos minutos se convirtió en una tormenta de granizo. Fueron tan solo algunos minutos en los que estuvo cayendo hielo, pero bastó para provocar riadas en algunas calles de la localidad de Grado. El repentino cambio de temperatura sorprendió a muchos de los vecinos de esta localidad asturiana que tuvieron que buscar cobijo hasta que pasase la tormenta. Las consecuencias de esta tormenta de granizo se han visto en las calles de la localidad y en algunas viviendas, donde el viento ha hecho que caigan los árboles.