Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Niño deja a Chile sin salmón

El salmón de Chile no puede respirar en el sur del país. Es la última consecuencia del fenómeno del Niño. La muerte de este pez ya se cuenta en toneladas: unas 26.000 de momento. La causa: esta microalga tóxica. Pero ¿por qué exactamente? Porque el Niño ha provocado un considerable aumento de la temperatuda del mar, y el alga ha invavido todas estas piscifactorias. Roba el oxígeno de los salmones y en definitiva los salmones empiezan a ahogarse, se asfixian, y mueren. Para que no mueran los salmones que quedan, el Gobierno ha autorizado su traslado. Pero no pueden hacer mucho más: "No tenemos tecnología para poder controlar el evento que estamos afrontando ahora". Una muy mala noticia para la salmonicultura, que se arriesga a perder el 20% de la producción anual.  "Va a haber menos empleo producto de esta situación", alertan. Pero no solo pierde esta industria, porque el salmón es una de las joyas de la exportación chilena.