Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué raro fenómeno ha creado estas marcas en zigzag en el hielo?

zig zageltiempohoy.es

A lo largo del lago del Parque Nacional de Thingvellir (Islandia) se ha producido un fenómeno tan poco común como sorprendente: una grieta con forma de cremallera perfecta ha dividido el pantano en dos. Cualquiera diría que es obra de un artista, pero lo cierto es que esta franja de dos kilómetros de largo se ha formado por cuestiones totalmente naturales. Te explicamos en qué consiste. 

Se trata de un fenómeno conocido como 'Finger Rafting' por su similitud a la forma que se produce cuando se entrecruzan los dedos de las manos. Solo se conocen unos pocos casos, todos en lagos de regiones árticas como este, y en todas hay un elemento común: el movimiento de las placas de hielo sobre el agua.
Siempre que se forma una capa de hielo sobre el agua termina rompiéndose, formando placas que chocan entre ellas. Lo habitual es que, en estos casos, una monte sobre la otra, ya sea porque ejerce más presión o porque sea más gruesa. En otros casos, sin embargo, el choque entre las dos hace que los bordes se rompan en pequeños fragmentos, y queden dos placas de hielo de bordes irregulares perfectamente diferenciadas.
Hay un tercer tipo de choque, el que vemos en las fotografías. Es muy poco común y ha sido ampliamente estudiado en la Universidad de Yale. John Werrlaufer, investigador de dicha facultad, ya en 2007 expuso que era condición 'sine qua non' que las placas tuvieran un grosor prácticamente idéntico, y que este no superara los 10 centímetros.
Al ser tan finas y tan similares, las capas de hielo se agrietan formando líneas rectas, y cada sección rota de esta forma se monta sobre la de la otra placa. Cuanto más parecida sea la presión de una sobre la otra y viceversa, más larga será la grieta. 
En cualquier caso, las imágenes que ha dejado este fenómeno que, según ha explicado el propio Parque, no se había producido nunca en su lago, son dignas de admiración: 
zig zag
zig zag
*Fuente: Parque Nacional de Thingvellir