Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Del tamaño de un huevo: una tormenta de granizo revienta cristales y farolas en Navarra

'Granizaco' y grandes destrozos: una tormenta ha azotado NavarraTwitter: Luisa Eugui (@luisaeugui) y Arnaitz Fernández (@Armeteo)

Este frente frío ha dejado muchas consecuencias y la Comunidad Foral ha sido de las más afectadas. Ayer las nubes se anclaban en Navarra, al principio parecía una tormenta normal, pero según pasaban las horas, las lluvias eran más y más intensas. Lo peor llegó sobre las 10 horas de la noche: el agua ya no caía, pero sí estas enormes piedras de granizo. ¡Del tamaño de un huevo! Una de las localidades más afetadas ha sido Sangüesa, donde las lunas de los coches y las farolas han quedado destrozadas.

La comunidad se encontraba en avisos por tormentas, pero nadie se esperaba lo peor. Y así ocurrió: la enorme y densa nube de color gris que cubría la comunidad acababa con una devastadora tormenta de granizo en las localidades más cercanas a Sangüesa.
Los destrozos han sido numerosos y los vecinos que tenían aparcados sus coches en el entorno, han salido muy mal parados. Las piedras, del tamaño de un huevo, han roto varias lunas y varias farolas han quedado dañadas.

No solo las localidades cercanas a Sangüesa, también han sufrido estas consecuencias Liédena, Yesa o el puerto de las Coronas (Navascués). Los vecinos han dejado constancias en sus redes el tamaño de los 'pedruscos' y algunos de los daños sufridos.
Según el meteorólogo navarro, Enrique Pérez de Eulate: "el granizo "severo" en esta zona de la Comunidad foral "ha sobrepasado los 14.000 metros de altura".