Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué el huracán Irma ha 'succionado' el mar hasta dejar el fondo desnudo?

marredes

Todo el mundo habla de este curioso fenómeno. La última vez que se ha visto notablemente ha sido en las playas de las islas Bahamas tras el paso del Irma, el huracán más grande del Atlántico hasta la fecha. ¿Qué pasó? Que el nivel del mar bajó como nunca, dejando al descubierto el fondo marino. En un primer momento, los ciudadanos creían que se trataba de un tsunami, pero no. Te contamos por qué ocurre. 

"¿Dónde está el mar?", se preguntaban los ciudadanos de Bahamas, aún en shock tras las tormentas y lluvias que había dejado el Irma, de camino hacia Miami ya. La clave de la respuesta está en la profundidad y el viento.
No es que el mar haya desaparecido, sino que el ojo del Irma (con presión muy baja) sigue cogiendo agua del océano, que alimenta a su vez su fuerza destructora creando vapor y nubes, pero en esta ocasión, en lugar de hacerlo en alta mar (muy profundo), lo hace en las zonas cerca de la costa (menos profundas).
En el primer caso, el huracán coge el agua y crea una especie de agujero al 'chupar', que se va llenando de agua de zonas limítrofes, creando como consecuencia mucho oleaje por el movimiento. Otra situación diferente es el segundo caso: cuando el Irma ha estado cerca de la costa, sigue chupando agua, que no se llena con otra porque hay poca profundidad (menos masa de agua).
Aquí interviene además el viento. El huracán arrastra el agua en la dirección a la que va el viento, y no se devuelve hasta que: o hay un cambio en la dirección de los vientos del huracán o este avanza hacia otros lugares. Pero la devuelve con gran intensidad y provoca la subida de la marea. 
"Básicamente, el huracán Irma es tan fuerte y su presión tan baja que está absorbiendo el agua de los alrededores y desplazándola al centro de la tormenta", explica la meteoróloga del Angela Fritz en The Washington Post. El agua del océano se concentra en el ojo del huracán, haciendo que descienda el nivel del mar en otras zonas del Caribe.