Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llamas y ceniza girando a 160 km/h: así es un tornado de fuego de 1.000 metros

tornado de fuegoeltiempohoy.es

Las condiciones ambientales eran las propicias: un incendio forestal en la ciudad de Watheroo, terreno seco y un ambiente cálido. En muy pocos minutos, el tornado de fuego o 'firenado' se alzó con columnas de humo de 1.000 metros de alto a una velocidad de 160 kilómetros por hora. Este fenómeno pasa tan rápido que es casi imposible grabarlo. Sin embargo, esta vez lo han conseguido. Desde una camioneta, el Departamento de Parks and Wildlife grabó el torbellino de ceniza, llamas y aire en plena acción.

Los tornados de fuego o 'demonios de fuego' se producen en la quema de combustibles pesados sobre áreas áridas. Su aspecto recuerda al de un huracán diminuto y es una mezcla de aire, polvo, cenizas y llamas que se alza muy rápidamente hacia la atmósfera. Cuanto más delgadas son sus columnas de humo, a mayor velocidad llegan al cielo.
Como podemos ver en este vídeo, el remolino de aire con ceniza forma llamas de vez en cuando. Según Neil Burrows, científico que narra el acontecimiento en el vídeo de Parks and Wildlife, este fuego se produce por la temperatura que hay en el interior del núcleo del 'firenado': sus 1.903 grados vuelven a quemar las ascuas que se levantan del suelo.