Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las lluvias torrenciales en Sri Lanka provocan más de 300 muertos

El monzón cargado de lluvias acaba de empezar y ya ha golpeado con toda virulencia a Sri Lanka, donde se han registrado dos corrimientos de tierras que han sepultado tres aldeas y han dejado entre 300 y 400 muertos. Ejército y voluntarios se afanan por rescatar del lodo a algún superviviente, pero, para desesperación de todos, solo recuperan cadáveres que se apilan en tiendas de campaña. Más de 300.000 personas en todo el país han tenido que ser evacuadas de sus hogares y Cruz Roja ya se encarga de darles asistencia. Embalses que ya no pueden acumular más agua, vías del ferrocarril anegadas y aldeas en las que apenas se ven las casas y donde se han producido dramáticos rescates con helicópteros. El ministro de gestión de desastres ya ha anunciado que el Gobierno  ha aprobado una partida de 150 millones de rupias, algo menos de un millón de euros, para paliar los daños causados por las inundaciones.