Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La quema de rastrojos y el buen tiempo, clave en los incendios en diciembre

Incendioseltiempohoy.es

La quema de rastrojos y de los montes para la generación de pastos, así como el buen tiempo registrado el pasado invierno son dos factores que organizaciones ecologistas señalan como clave en el incremento de incendios el pasado año cuando arrasaron un total 28.236 hectáreas en España sólo en el mes de diciembre pasado, casi un tercio (27%) del total de superficie calcinada por el fuego en 2015, que asciende a 102.945 hectáreas.

En concreto, el coordinador de Ecologistas en Acción, Teo Oberhuber, ha explicado a Europa Press que a la hora de valorar estas cifras hay que tener en cuenta el "cambio climático" que está suponiendo un incremento de las temperaturas medias, también en invierno, que favorecen la extensión de los incendios y ha advertido de que "va a ir empeorando".
En este sentido, ha detallado que este invierno se han producido unas condiciones meteorológicas favorables y temperaturas altas para la época invernal que, a su juicio, junto a las quemas para obtener pasto y a las subvenciones agrarias que se otorgan en función del numero de hectáreas de pasto del que se dispone, han agravado la situación de los incendios.
"Las condiciones meteorológicas han hecho que se hayan quemado un número de hectáreas importante", ha declarado, al tiempo que ha abogado por actuar en materia de actividades agrarias como la "quema de monte y rastrojo", especialmente en la cornisa cantábrica.
Por su parte, el delegado de SEO/BirdLife en Cantabria, Felipe González, ha declarado que el "elevado" número de incendios en el cordillera cantábrica no es algo "novedoso" sino que es una "tendencia" que viene manifestándose desde hace más de una década.
Según ha detallado, este invierno se han producido más incendios debido a la "sequedad y al viento sur", así como consecuencia de la "actividad ganadera" y las prácticas tradicionales ya que se considera que el fuego es beneficioso para la generación de pastos.
Asimismo, González ha señalado que "pese a todos los esfuerzos de inversión que se han hecho", no se ha manifestado una reducción de incendios, por lo que ha defendido acciones como "el fomento de la ganadería extensiva para no tener que recurrir al fuego" e incorporar medidas de vigilancia y lucha contra el fuego.