Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El misterioso punto en el que nacen todos los huracanes que llegan al Caribe

NASANASA

Seguramente te lo has preguntado muchas veces: ¿dónde se forman los huracanes? ¿Surgen de repente, sin más, o son el resultado de un lento proceso? La respuesta no siempre es válida para todos los huracanes, pero gracias a un estudio publicado en la revista 'Geophysical Research Letters', podemos ubicar perfectamente dónde se gestan los que azotan con fuerza a Norteamérica. Hablamos, por ejemplo, del lugar de nacimiento de Harvey, Katrina o incluso Irma. El punto es más recóndito y sorprendente de lo esperado.

Según el informe, del que se hace eco la web 'Science Alert', este punto se encuentra en África occidental, en un lugar de la costa en las islas de Cabo Verde. Ahí, el ambiente seco y caliente del Sáhara se junta con el frío y húmedo del Golfo de Guinea.
La mezcla de estos dos tipos de vientos da como resultado el famoso chorro africano oriental, que produce las llamadas ondas tropicales. Estas son alteraciones atmosféricas que interactúan con el agua ecuatorial del Atlántico, que es muy cálida, y que, a medida que se dirigen hacia el oeste, provocan columnas de aire húmedo caliente que se elevan desde el océano.
Captura
Y a partir de aquí, se produciría el 'cóctel explosivo' que produciría los huracanes, gracias a la conjunción de aire húmedo, temperaturas cálidas y rotación terrestre. Los vientos, cuando alcanzan en estas circunstancias los 119km/h., ya podemos hablar de huracán, que avanzaría cogiendo cada vez más fuerza por el Atlántico.
Esto, sin embargo, no siempre pasa. Según los investigadores, tan solo el 10% de las 60 ondas tropicales que se originan en África al año se convierten en huracanes. El problema es cuando son capaces de llenarse de energía durante su paso por el Atlántico, porque es lo que los hace tan poderosos como Irma.
En conclusión: no siempre los huracanes que se forman en el Atlántico nacen en Cabo Verde, pero casi todos los destructivos, sí.